Última actualización: miércoles, 17 de febrero de 2010 - 23:10 GMT

Lanzan "Barbie Informática"

Barbie Informática

Mattel saca al mercado la nueva Barbie Informática.

A Barbie, la muñeca de juguete favorita de las niñas, se le ha asignado una nueva carrera, la de ingeniero informático. Pero, ¿cuán introducida se encuentra la moderna forma de vestir de la técno-Barbie en la vida real?

Tiene un currículum impresionante que incluye todo, desde astronauta a piloto de carreras. Pero Barbie, la muñeca más conocida por su fina cintura y empeines inexplicablemente altos, ha añadido otro puesto de trabajo a la lista: ingeniero informático.

Su nueva ocupación es el resultado de una votación en línea organizada por los responsables de marketing de Barbie, Mattel, y la muñeca en sí se dio a conocer la semana pasada en la Feria del Juguete de New York.

La nueva muñeca se viste con unas mayas negras brillantes y una camisola verde estampada con dibujos con el código binario, y un chaleco ceñido debajo. El conjunto está complementado con los imprescindibles accesorios de color rosa: gafas, reloj y zapatos. Y para subrayar su profesión, lleva un portátil del mismo y auricular Bluetooth.

Jeans holgados

El pelo brillante ‘marca Barbie’ parece mantenerse al margen de los duros días de trabajo frente a una computadora en un entorno sofocante y seco.

¿Cree que Barbie encajaría dentro del departamento de informática de su oficina?

Ciertamente es una indumentaria muy diferente a la de los jeans holgados, camiseta y zapatillas que suelen lucir muchos de los hombres que dominan el sector de la tecnología informática.

Rachel Andrew, desarrolladora Web y ex empleada de las puntocom, afirma que, en términos de estilo, la informática sigue siendo un mundo de hombres.

"Es una industria muy de hombre joven," continúa Andrew, ahora directora de Edgeofmyseat.com. "Las mujeres se encuentran con la necesidad de llegar a ser bastante masculinas. Intentas llegar a ser muy ‘geek’ y eso implica no ser particularmente femenina".

En sus anteriores empleos, Barbie ha optado conscientemente por discretas y adecuadas prendas de vestir, como blue jeans y suéter, para no atraer comentarios afilados.

Presumiendo de tacones

En una profesión en apariencia poco atractiva, el peinado de Barbie también puede levantar una ceja o dos.

En términos de estilo, la informática sigue siendo un mundo de hombres.

Rachel Andrew, desarrolladora Web.

Mientras doma sus rizos con una cola de caballo atada con una liga de pelo rosa, le da estilo a su look peinando su flequillo hacia un lado.

Como cualquier persona que trabaja en el mantenimiento de computadoras, se podría decir que Barbie debería invertir en una diadema que sujetara su pelo rubio de forma que no se le metiera en los ojos al trabajar.

"Sería muy poco práctico", asegura Louise Collis, ingeniera. "Te pasarías la mitad del tiempo tirándote el pelo de la cara hacia atrás."

Incluso los zapatos no son muy apropiados para una persona que se pasa la mitad del día arrastrándose por debajo de los escritorios buscando cables de alimentación. Si bien muchos de sus homólogos en la vida real usualmente usan cómodas zapatillas, Barbie parece estar pavoneándose sobre su par de cuñas de color rosa.

La indumentaria de Barbie puede que esté algo fuera del aspecto normal dentro del sector, pero está siendo alabado por algunas mujeres en el sector de la informática.

¿Una muñeca con mensaje?

"Se puede estar a la moda y trabajar en un ambiente informático", asegura Collis, quien se describe a sí misma como un prototipo Barbie.

Las mujeres constituyen menos de un cuarto de todos los profesionales de la informática en el Reino Unido, y un "ingeniero informático" no es ni siquiera un puesto de trabajo real en la industria. "Es un título genérico para rellenar los formularios de seguros," dice Collis.

Acabando con los clichés

No pueden faltar los complementos de color rosa que siempre acompañan a Barbie.

Este tipo de puestos de trabajo en general no parecen atraer a las jóvenes.

“Queremos que las chicas comiencen a ver la informática como una opción para su carrera, y acabar con la imagen de ese chico con acné sentado en un rincón, incapaz de mantener una conversación ", dice Karen Petrie, una profesora de informática de la Universidad de Dundee.

Pese a las afirmaciones de Mattel que aseguran que Barbie "puede ayudar a inspirar a una nueva generación de niñas a perfeccionar sus habilidades dentro de esta profesión”, no todos están convencidos.

"Como carrera, es probable que suene un poco soso y aburrido", dice Katherine Coombs, una directora de informática. "No creo que la muñeca vaya a cambiar el mundo. Eso lo harán las mujeres al entrar en el sector".

“Pero creo que el apoyo de Barbie podría ayudar a cambiar la percepción de las mujeres en la industria, reflejando que las mujer no tienen que abstenerse de usar maquillaje y un bonito peinado para trabajar en el sector de la informática.

Petrie asegura que la idea de introducir a Barbie en esta profesión ha sido muy bien acogida por las mujeres que nunca antes habían tenido una de las muñecas en su vida, incluida ella misma. Collis piensa que la muñeca no se limitará al mercado adolescente, sino que podría convertirse en una mascota del lugar de trabajo para las mujeres del personal de soporte técnico.

Sin embargo, aunque el objetivo principal de la muñeca es reventar los estereotipos de la informática, hay algo que parece haber caído por su propio peso: las gafas.

Eileen Brown, que escribe blogs sobre la mujer y la tecnología, dice que ha recibido algunas críticas “irónicas” acerca de las gafas nuevas de Barbie, en el sentido de "por supuesto que lleva gafas."

"En lo único que Mattel se equivocó fue en el color rosa", comenta Brown, una ex empleada de Microsoft y directora ejecutiva de Amastra.com.

A pesar de todos los elogios que rodean a la muñeca, hay una constante en el guardarropa de Barbie que todavía les duele después de todos estos años y puestos de trabajo, y es que Barbie aún peca mucho del color de rosa.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.