Polanski, mejor director de la Berlinale

Roman Polanski, junto a Ewan McGregor, durante la grabación de The ghost writer
Image caption Ewan McGregor (en la foto, junto a Polanski) y Pierce Brosnan protagonizan The ghost writer.

El jurado del Festival de Berlín declaró a Roman Polanski como el mejor director de esta edición por su nuevo thriller político, The ghost writer (El escritor fantasma).

Como explicó el corresponsal de la BBC en Berlín, Steve Rosenberg, Polanski no pudo recibir el premio por encontrarse bajo arresto domiciliario en Suiza, donde además intenta evitar una extradición a Estados Unidos por mantener relaciones sexuales con una menor hace más de 30 años.

The ghost writer, protagonizada por Ewan McGregor y Pierce Brosnan, narra la historia de un autor contratado para completar las memorias de un ex primer ministro británico, y tuvo su estreno en Berlín.

El productor de la película, Alain Sarde, dijo que Polanski se sentiría "muy feliz" con el Oso de Plata.

"Cuando me quejaba con él de que no pudiera estar con nosotros, él me dijo que 'incluso aunque pudiera, no iría, ya que la última vez que acudí a recoger el premio de un festival acabé en la cárcel'", dijo Sarde en referencia a la detención del cineasta el pasado septiembre, cuando viajó a un festival en Zurich.

"Bal", mejor película

La película turca Bal (que significa Miel) fue la sorpresa de la jornada, al alzarse con el Oso de Oro al mejor film del Festival.

Dirigida por Semih Kaplanoglu, cuenta la historia de un chico de seis años que se adentra en el bosque para buscar a su padre apicultor desaparecido.

Mientras, la rumana Eu cand vreau sa fluier, fluier (Si quiero silbar, silbo), sobre un adolescente que escapa de prisión para evitar que su madre se lleve a su hermano a Italia, se llevó el premio del jurado y el galardón Alfred-Bauer a la innovación cinematográfica.

Grigori Dobrygin y Sergei Puskepalis compartieron el galardón al mejor actor por su participación en el film ruso Kak ya provel etim letom (Como acabé este verano), rodado en el Ártico y que cuenta la historia de dos trabajadores de una remota estación climática completamente aislados del mundo exterior.

El premio a la mejor actriz quedó en manos de Shinobu Terajima por su actuación en el drama japonés de guerra Caterpillar.

Latinoamérica

Latinoamérica también se llevó algunos premios a través del debutante colombiano Oscar Ruiz de Navia, premio de la crítica por El vuelco del cangrejo, y la co-producción británico-brasileña Waste Land.

La argentina Rompecabezas, única representante latinoamericana en competición, se fue de vacío.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.