Última actualización: viernes, 5 de marzo de 2010 - 17:27 GMT

YouTube: de la caída de Edgar al discurso de Obama

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Antes de que el celebérrimo YouTube llegara a nuestras pantallas, casi nadie conocía a Edgar, un joven mexicano cuya caída hizo reír a más de 17 millones de personas en todo el mundo.

Su popularidad, así como el éxito de la campaña electoral online de Barack Obama en 2009 o la millonaria venta de discos de la cantante Susan Boyle, son ejemplos del poder que tiene en la web esta plataforma global de videos profesionales y amateur.

En febrero de 2005 nació youtube.com, una idea salida de la cabeza de dos informáticos y un diseñador de California, Estados Unidos. Su propósito original era servir de plataforma para subir y compartir videos, sin necesidad de intermediarios.

"Ahora con internet, la gente tiene la oportunidad de crear y distribuir por sí sólos. La gente puede compartir sus propios pensamientos y sentimientos, experiencias, talentos... Creo que es algo estupendo", le explica a la BBC clic Chad Hurley, uno de los fundadores.

Difusión de ideas

Logo de Youtube

Youtube ha forjado acuerdos con compañias como la BBC, Warner o Universal sobre difusión de contenidos.

Pero YouTube, considerado como el mejor invento de 2006 por la revista Time (y clic la principal revolución en internet según el 12% de nuestros lectores), se convirtió en algo más. Aunque sigue siendo el sitio donde subir el video de la última fiesta y etiquetar a los amigos, también supone un nuevo espacio para difundir ideas, mensajes políticos y obras de arte.

"A la gente le gusta estereotipar de qué trata YouTube o lo que es popular. Por supuesto que algunos de los elementos humanos naturales siempre van a ser más populares, como el humor, cosas que son impactantes o escandalosas, pero de vez en cuando te encuentras con historias que inspiran, como de candidatos políticos que luchan por un sistema justo o personas que sólo capturan momentos, que pueden ser acontecimientos locales que están pasando en tu pueblo o las protestas que ocurrieron en Irán...", dice Hurley.

El polivalente rey de los videos en YouTube, padre a la vez de Charlie, el niño británico que muerde a su hermano, y del debate de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, también es un blanco de críticas por delicados asuntos como los derechos de autor o la privacidad de quienes salen en estas imágenes.

Grandes discográficas, estudios de cine y canales de televisión se han visto obligados en los últimos años a repensar sus estrategias para mostrar sus productos al gran público sin dejar de ingresar dinero, todo un desafío en la era en que cualquiera puede ver en YouTube el último videoclip de Lady Gaga o escuchar el nuevo single de Shakira sin tener que pagar un centavo.

¿Quién responde por el contenido?

Algunos de los elementos humanos naturales siempre van a ser más populares como el humor, cosas que son impactantes o escandalosas, pero de vez en cuando te encuentras con historias que inspiran, como de candidatos políticos que luchan por un sistema justo o personas que sólo capturan momentos

Chad Hurley, fundador de Youtube

Por eso no es extraño que a YouTube, hijo de Google desde 2006, le hayan llovido las demandas por violar, según sus críticos, derechos de autor de forma masiva.

Hay otro frente abierto en el debate acerca de la responsabilidad de YouTube sobre el contenido de los miles de millones de videos que pueblan el sitio, especialmente aquel considerado como "inapropiado".

A finales de febrero, un tribunal italiano condenó a tres ejecutivos de Google por publicar un video donde unos jóvenes maltratan a un adolescente con autismo.

Aunque el fallo judicial se refería a Google Videos y no a YouTube, muchos temen que el veredicto pueda sentar precedentes en el comportamiento de los proveedores de internet en el mundo.

Algo, que para los creadores de Youtube, amenazaría uno de los principios básicos de su plataforma: la libertad.

"No existiríamos si la gente no crease contenido, ese es el fundamento. Yo siempre digo a las personas que nosotros somos el escenario y ellos son los actores. Pero no considero que somos un servicio que quiere explotar eso. Lo que intentamos hacer es brindar oportunidades que no existían antes. Oportunidades gratis", dice Hurley.

"Si no quieren poner nada en YouTube o desean retirar material ya existente, tienen la libertad de hacerlo. Nosotros no no tratamos de controlarles a ellos o su contenido o sus experiencias".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.