Última actualización: martes, 9 de marzo de 2010 - 17:17 GMT

Más que culebrones

El cartel de los Sapos

El cartel de los Sapos llega a la televisión en España.

En el mundo de las telenovelas, adentro y afuera de los países latinoamericanos, las cosas ya no son como antes.

Recientemente se estrenó en España "El Cartel de los Sapos", la historia de narcotráfico, basada en hechos reales, que ha arrasado en Colombia. Para el escritor y crítico de televisión Hernán Casciari es este tipo de tramas los que le dan más valor a las producciones.

"Durante años la telenovela tuvo una estructura idéntica: chica pobre, chico rico, estiramiento chicle y final feliz. En los últimos quince años, Colombia, Argentina y Brasil han escapado del esquema mexicano y venezolano apuntando más hacia la identidad del país. Son historias más locales pero también más sociales", le comenta a BBC Mundo.

"Ahora salen de Colombia telenovelas como 'El Capo' o 'Las muñecas de la mafia' que en algunos países son calificadas de oda a la violencia. No estoy de acuerdo. Son historias que reflejan lo que ha vivido una sociedad, son documentos visuales de un momento", subraya la colombiana Mariana Cortés.

Lea: clic El doble filo de la "narco TV"

Cortés ha sido pionera de la llegada de las telenovelas colombianas en España. "Aparecimos después de las mexicanas o venezolanas que llevaban mucho tiempo posicionándose. Las colombianas han tenido que encontrar su nicho, contando realidades como la de 'Café con aroma de mujer', la historia de una recolectora de café que termina siendo empresaria", agrega, en conversación con BBC Mundo.

De Café a Betty y Sin tetas

A "Café con aroma de mujer" le siguieron otras... pero también, en ese viaje del nuevo continente a la península europea, algo cambió.

Hernán Casciari (Foto: Eduard Bayer)

"Durante años la telenovela tuvo una estructura idéntica: chica pobre, chico rico, estiramiento chicle y final feliz"

Hernán Casciari, crítico de televisión

En España "Betty la fea" no era virgen y en "Sin Tetas no hay paraíso" no había implantes de silicona.

El boom de las telenovelas colombianas ha entrado a través de las adaptaciones. Betty, la colombiana, triunfó pero "Yo soy Bea", la española, arrasó. Más de 700 capítulos cuando la original tenía 169, la adaptación de más duración en el mundo.

Algo parecido ocurrió con el éxito de "Sin tetas no hay paraíso". Su protagonista, El Duque, un narcotraficante español inexistente en la versión colombiana, salía en portadas de revistas y programas de televisión enseñando sus abdominales. Algunos capítulos eran tan vistos como un partido Barcelona-Real Madrid.

"Es una historia muy diferente a la colombiana por una cuestión fundamental: no puedes contar la misma historia porque no es el mismo país".

"El tema de que los narcos le regalen implantes a las chicas no tiene nada que ver con la realidad española. Tuvimos que afinar el concepto que es el dinero fácil con una historia de amor de fondo", le explica a BBC Mundo Cortés, productora ejecutiva de ambas adaptaciones.

No más culebrones

Paralelamente a las adaptaciones, los españoles se han enganchado al acento de telenovelas como "Café con aroma de mujer", "Betty" o "Pasión de Gavilanes", de la que Antena 3 prepara la adaptación.

Antes de "Betty" se utilizaba mucho en España el término culebrón para hablar de una telenovela de príncipes y doncellas. "Con 'Betty' se dieron cuenta que se podía hacer telenovelas con humor y roles diferentes", señala la guionista colombiana Deisy Porras.

Porras, quien participó en la adaptación de "Betty", señala que "han tenido éxito las que han tenido éxito internacional, como 'Betty'. Hay muchas telenovelas que han pasado sin pena ni gloria".

Deisy Porras

"El contexto de violencia y marginalidad de Colombia no es fácilmente reconocible en España"

Deisy Porras, guionista colombiana

"Sin tetas no hay paraíso", la original, fue una de ellas. Se emitió en un canal con poca teleaudiencia.

"El contexto de violencia y marginalidad de Colombia no es fácilmente reconocible en España. Aquí hay prostitutas de lujo pero en otro contexto. Para la versión española trajeron actores colombianos como Manolo Cardona. Eso no ocurría antes. No había actores extranjeros en las producciones españolas", detalla Porras.

En el caso de "Betty la Fea", le asegura la guionista a BBC Mundo, "no era creíble que una chica universitaria fuera tonta, asocial y además virgen. Era necesaria una adaptación".

Para Casciari, sin embargo, las adaptaciones destiñen las historias. "Los canales están ávidos de éxito rápido y como ven que las telenovelas triunfan en Latinoamérica creen que si las adaptan aquí (en España) también triunfarán", subraya.

Según Porras, "es mentira que una telenovela por tener una estructura más internacional se venda más".

A fin de cuentas, hay algo que no cambia: "Todo se reduce a si la historia engancha o no engancha", concluye la guionista.

Lea también: clic Unidos por las telenovelas

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.