Primeras bodas gay en Washington

Matrimonio gay en Washington, EE.UU.
Image caption Washington DC se unió a otros cinco estados que ya reconocen las uniones homosexuales.

Afortunadamente para quienes hacían fila en el edifico de tribunales de Washington, la madrugada del martes fue la menos fría de las últimas semanas, ahora que el invierno va retirándose.

Eso hizo más llevadera la espera a las parejas de homosexuales que desde muy temprano esperaban recoger las licencias para casarse que habían solicitado la semana pasada, cuando entró en vigor la ley local que reconoce uniones entre personas del mismo sexo.

Pero este martes fue el primer día de las ceremonias y hacia mediodía dos parejas de hombres y otra de mujeres se convirtieron en los primeros matrimonios homosexuales en ser registrados en el Distrito de Columbia, nombre oficial de la capital estadounidense.

Con esta nueva legislación Washington DC se unió a los estados de Connecticut, Iowa, Massachusetts, New Hampshire y Vermont en el reconocimiento de las uniones homosexuales.

Lea: Senador anti-gay se declara homosexual

Exceso de trabajo

Según dijo a la prensa local Leah Gurowitz, portavoz de la Alcaldía de Washington, en la primera hora de trabajo de los tribunales unas 15 parejas recogieron sus licencias y dos regresaron ya casadas a buscar el certificado final.

Image caption Unas 150 parejas podrían recibir sus licencias matrimoniales este martes en Washington.

Algunos matrimonios estaban planificados para realizarse durante el resto de la jornada en la sede de Human Rights Campaign, el grupo de defensa de derechos de homosexuales, bisexuales y trasgénero más grande del país, ubicada en el centro de la ciudad.

Otros pensaban "intercambiar votos" en la cercana iglesia de Todos los Santos, donde en diciembre pasado el Alcalde, Adrian Fenty, firmó la ley.

Aunque en total unas 150 parejas podrían recibir sus licencias matrimoniales este martes, la mayoría parece haber decidido esperar para poder preparar así ceremonias mas elaboradas en los próximos días.

Según Gurowitz, en el edificio de tribunales normalmente se realizan unas seis bodas por día, pero con la entrada en vigencia de la nueva ley esperan que eso número se duplique en las próximas semanas.

El personal administrativo ha sido reforzado para manejar un previsible aumento del trabajo.

"Dios no reconocerá"

Pero también ha sido reforzada la seguridad. Un grupo de policías federales fue desplegado en la corte a la espera de potenciales manifestaciones de activistas religiosos que defienden las uniones tradicionales entre un hombre y una mujer.

Sin embargo, los refuerzos policiales no se necesitaron tanto para mantener el orden como para ayudar a los contrayentes, sus familias y sus invitados a moverse por las incómodas instalaciones del edificio, mal preparado para recibir multitudes.

Sólo en un momento de la mañana tuvieron que sacar del lugar a una mujer que se había metido en la fila de aspirantes a esposos y que irrumpió en gritos diciendo que "Dios no reconocerá esto".

Para todo efecto, la ceremonia matrimonial en Washington es la misma que se usa para las parejas heterosexuales, sólo que al final el juez pronuncia a los contrayentes "legalmente casados" en vez del tradicional "marido y mujer".

Lea: EE.UU.: ¿fin del veto a gays en el Ejército?

Aunque la legalización en Washington es un triunfo simbólicamente importante, los activistas de derechos de los homosexuales recuerdan que sólo seis estados del país la reconocen y que no se han definido aspectos de la ley federal que limitan los derechos de las parejas del mismo sexo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.