"Green Zone" mantiene a Irak en la cartelera de cine

Green Zone
Image caption Matt Damon va a la búsqueda de armas de destrucción masiva en el desierto iraquí en Green Zone.

A quienes les gustan las películas sobre la guerra en Irak están disfrutando de una buena semana.

El estreno del thriller Green Zone, de Paul Greengrass, situado en Bagdad, se da a sólo días del éxito de Hurt Locker, de Kathryn Bigelow, en los Oscars.

"Es muy bueno que se haya hecho Hurt Locker y me entusiasma ver que recibe el reconocimiento que tiene", dijo Greengrass en entrevista antes del triunfo de Bigelow en los premios de la Academia de Hollywood.

"Como alguien que intentó hacer una película basada en esa parte del mundo, puedo decir que cualquiera que lo haya hecho merece absolutamente todo mi respeto".

Green Zone reunió al director Greengrass con Matt Damon, luego de sus secuelas de Jason Bourne, para una historia ubicada en los primeros días de la ocupación estadounidense de Irak en 2003.

Damon juega el papel de líder de un equipo militar al que se le ha ordenado que encuentre armas de destrucción masiva que se creen están almacenadas en el desierto iraquí. Pero en lugar de hallar tales armas, se topa con un elaborado encubrimiento.

En la cinta también actúan Greg Kinnear, Amy Ryan, Brendan Gleeson y Jason Isaacs, y está inspirada por el libro "Imperial Life in the Emerald City" (Vida imperial en ciudad Esmeralda), de Rajiv Chandrasekaran.

Image caption Paul Greengrass y Matt Damon saben que la guerra de Irak no atrae una gran audiencia.

Greengrass, quien ya había abordado el tema de los ataques del 11-S con al cinta United 93, ve Green Zone y Hurt Locker como parte de una reacción cultural a lo que ocurrió en Irak.

"Creo que mucha gente tenía la sensación de que algo salió mal, de que colectivamente no hicimos bien las cosas", afirma.

"Sea lo que sea, pienso que de una o de otra forma estamos luchando del otro lado. La investigación oficial que conduce John Chilcot en el Reino Unido es parte de eso, la elección de un nuevo presidente es democracia renovada".

"Creo que lo que es interesante en términos cinemáticos es la emergencia de Hurt Locker y el hecho de que recibió el reconocimiento de la crítica. Es parte de los caminos misteriosos por los que la cultura popular absorbe y procesa experiencias que ocurren en el mundo real".

Desafío de audiencia

Greengrass nació en Surrey, Reino Unido, en 1955, y no es ajeno a la experiencia de abordar historias de la vida real.

Alcanzó la fama en el programa de temas de actualidad World in Action, del canal británico ITV, y realizó su debut como director de cine en 1989 con Resurrected, basada en la historia real de un soldado británico que fue dejado atrás en las islas Malvinas o Falklands, luego de la guerra con Argentina.

Image caption Green Zone: ¿Qué pensarán Tony Blair y George W. Bush de la cinta?

Greengrass quiere que Green Zone sea atractiva para mucha gente, pero admite que eso plantea sus propios desafíos.

A las películas sobre Irak no les ha ido bien en la taquilla. Con todo y el éxito de Hurt Locker, es la cinta ganadora como mejor película que menos ha redituado ganancias.

"No tiene caso pretender que ése no es un problema", dice Greengrass.

"Luego de The Bourne Ultimatum el desafío fue ver si podíamos llevar una amplia audiencia a este tema.

"La gente va al cine por muy diversas razones -para escapar a un mundo de fantasía, para experimentar amor y romance, para reirse- pero en ese muelle de películas necesitas que algunas de tus obras importantes se embarquen directamente en lo que está ocurriendo allá afuera".

Cita a Dark Knight como un buen ejemplo. "Sus temas y su oscuridad y su ambición creativa son enormes, pero por supuesto es una película de Batman gigantescamente popular".

Green Zone, admite, "no es Bourne" y Matt Damon "no está actuando Jason Bourne".

"Es un paso a través de esa cortina que te mete a territorio más difícil, porque es un mundo real y es Irak, un gran lugar para basar un thriller", dice Greengrass.

Admite que Irak "no está en las portadas" para la audiencia de Estados Unidos.

"Si quieres meterte en una discursión con un estadounidense acerca de la guerra ahora mismo, Afganistán es probablemente lo que va a surgir primero, los temas de la economía y los empleos son de lo que la gente está pensando ahora".

Pero, ¿qué esperaría Greengrass que Tony Blair y George W. Bush se llevaran de Green Zone?

"Estoy seguro que Blair y Bush la hallarían extremadamente excitante y dramática", se ríe.

"De hecho, podría ver si puedo organizar una función especial para ellos".

Green Zone estará en los cines británicos a partir del 12 de marzo.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.