Películas, del cine al sillón en menos tiempo

En Hollywood, el tema candente del momento es cuánto tiempo deben esperar los espectadores después del estreno de las películas en los cines para poder disfrutarlas en sus casas en su versión DVD.

Image caption Las cintas en 3D dan un 30% de ganancias, mientras que las de 2D logran un 16%.

El asunto ha sido de alta prioridad en la agenda de la convención ShoWest de esta semana en Las Vegas, mientras la industria cinematográfica se enfrenta al impacto de los sistemas de cine en el hogar y a los cambios de hábitos de los espectadores.

El problema llamó la atención en el pasado febrero, cuando la cadena de cines Odeon amenazó con boicotear la película de Disney "Alicia en el país de las maravillas" en el Reino Unido, la República de Irlanda e Italia.

Disney quería lanzar este filme en DVD para fines de mayo, tres meses después de su estreno en los cines.

En el Reino Unido, usualmente se espera 17 semanas para poner en el mercado la versión hogareña de una cinta. Diez años atrás, el tiempo entre un lanzamiento y otro era de seis meses.

Finalmente, Odeon revirtió su decisión luego de llegar a un "acuerdo duradero" con Disney por la aventura fantástica de Tim Burton en tres dimensiones (3D).

"Reevaluación"

Sin embargo, la cada vez más reducida brecha entre el lanzamiento de las dos versiones ha preocupado a algunos dueños de salas de cine, que temen que reducirá la venta de entradas, ya que los espectadores querrán esperar por la versión en DVD en vez de pagar por la experiencia en pantalla gigante.

En su discurso en ShoWest, Michael Lynton, director de Sony Pictures Entertainment, dijo que la proyección en los cines es importante, pero que la industria necesita adaptarse a los tiempos que corren.

"Proyectar filmes en los cines es lo que hace que una película sea una película", indicó Lynton, pero agregó que "es evidente, considerando el cambiante modelo económico de nuestra industria, que vamos a tener que reevaluar la forma en que la actual estructura de proyección opera".

Según el director de Sony Pictures Entertainment, la industria debe "satisfacer la demanda de la audiencia, cuando y donde ellos lo quieran" y necesita experimentar con nuevas y diferentes opciones para mantenerse "un paso adelante de los piratas que llenarán cualquier agujero" libre.

El factor Mundial

El analista de Screen Digest, Richard Cooper, señaló que la acción de Disney no significa necesariamente que el tiempo de exposición en las salas se acorte.

"Lo que hemos visto en el Reino Unido ya indica que sólo un puñado de películas tendrán menos tiempo en los cines, y será para lograr los puntos de venta más altos del año, como Navidad o Pascuas", acotó Cooper.

Y explicó que, en el caso de "Alicia en el país de las maravillas" la exposición es menor porque no sólo coincide con mediados de año, sino porque se busca evitar que coincida con el comienzo del Mundial de Sudáfrica 2010.

Image caption La cadena de cines Odeon amenazó con boicotear a "Alicia en el país de las maravillas".

En febrero, directivos de Disney le dijeron a la BBC que la compañía está "comprometida" con las salas de cine, pero que "existe una necesidad de hacer excepciones y reducir el tiempo considerando cada caso en forma particular".

Otro factor a considerar es el formato en 3D ya que, de acuerdo a Screen Digest, el tiempo de saturación de las películas de 3D es más lento que las de 2D, porque continúan en cartel por más tiempo. Además, luego de cuatro semanas en las salas, las cintas en 3D dan un 30% de ganancias, mientras que las de 2D logran un 16%.

"Larga data"

Además de querer evitar la piratería, los estudios cinematográficos se apresuran a lanzar las películas en DVD para reducir los costos de mercadeo.

"Mientras está en los cines, el filme actúa como una herramienta de mercadeo muy poderosa", explicó Cooper, alegando que los estudios están tratando de reducir sus gastos en momentos en que la venta está en declive en el mundo entero.

Pero la Cinema Exhibitors' Association, que representa los intereses de casi todos los operadores de cine en el Reino Unido, sostiene que el escándalo Odeon/Disney refleja los esfuerzos de las cinematográficas por cambiar un "elemento clave en las relaciones comerciales de larga data".

"El cine no es la industria de la música, donde la forma de hacer negocios está siendo apliamante violada", indica la Asociación y agrega que la asistencia a los cines en el Reino Unido ha estado en continuo crecimiento en los últimos 25 años.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.