Demanda millonaria por un castigo "traumático" a una niña

Esposas. Foto de archivo
Image caption Las autoridades de Nueva York reconocieron que arrestar a Alexa fue un error.

Una estudiante de 12 años pidió ante los tribunales US$1 millón a las autoridades de la ciudad de Nueva York como compensación por haber sido arrestada por escribir en su pupitre.

Alexa Gonzalez salió de su colegio esposada y custodiada por la policía después de que sus profesores la encontraran escribiendo un mensaje a sus amigas sobre la superficie de la mesa con un rotulador verde, algo que su familia considera "un excesivo uso de la fuerza y una violación de sus derechos".

Según la demandante, que denunció a los departamentos de Educación y Policía, su profesora de español la agarró cuando descubrió que estaba dejando una dedicatoria en el pupitre ("Quiero a mis amigas Abby y Faith", rezaba el mensaje).

Alexa fue llevada al despacho del director y allí llamaron a la policía.

Según contó, esperaba ser regañada por la profesora, o incluso ser expulsada del colegio. Pero esta alumna del centro escolar 190 de Queens no imaginó que registrarían sus bolsillos y que saldría con las manos esposadas.

"Comencé a llorar mucho", le dijo la niña a un periódico local. "Hice dos simples garabatos, se podían borrar fácilmente. No era necesario que me pusieran esposas", añadió.

La estudiante fue expulsada del centro educativo durante varios días y juzgada en una corte familiar, que la condenó a ocho horas de servicios a la comunidad. Alexa también tuvo que escribir un ensayo sobre las lecciones que aprendió del incidente.

"Traumático"

Los abogados de la familia sostienen que Alexa fue llevada a una comisaría, donde permaneció encerrada en una sala y esposada a una barra durante varias horas, algo que consideraron "traumático" para alguien de su edad.

"Queremos que esto no vuelva a pasarle a otros jóvenes en el futuro", dijo Joseph Rosenthal, el abogado, al diario New York Daily News.

Como explicó el periodista de la BBC Warren Bull, las autoridades de Nueva York reconocieron que el arresto fue un error, y que los oficiales de policía no actuaron con el suficiente sentido común.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.