La moda y el velo son compatibles

Diseño de Sarah Elenay.
Image caption La diseñadora Sarah Elenay apuesta por una moda deportiva con elementos del arte islámico.

¿Cómo se combina la moda occidental con un código de vestimenta musulmán?

La moda es una forma de autoexpresión. Se trata de experimentar con modelos y, en muchos casos, de llamar la atención. El velo islámico o hijab es exactamente lo contrario. Se trata de que quien lo lleve sea modesta y que atraiga la atención lo menos posible.

Sin embargo, cada vez más mujeres musulmanas consiguen mezclar con éxito ambas cosas.

Estas mujeres se inspiran en la pasarela, la moda urbana y las revistas de tendencias, le dan un toque propio con el velo y se aseguran de que todo, excepto la cara y las manos, esté cubierto. Se les conoce como "Hijabistas".

Jana Kossiabati es editora del blog "Hijab Estilo", que recibe hasta 2.300 visitas diarias de todo el mundo, incluyendo África, Oriente Medio y Estados Unidos.

"Empecé hace dos años y medio", dice Jana, británica de origen libanés.

"Había visto muchos blogs de moda y muchos sobre el mundo musulmán, pero no había visto nada dedicado a la manera de vestir de las musulmanas (…) Creé mi propio sitio web para reunir elementos que las mujeres musulmanas buscan y para hacer que las tendencias dominantes sean útiles y relevantes para ellas", explicó.

Lucha contra los prejuicios

Para Jana, una de las razones por las que tantas jóvenes musulmanas leen blogs de moda hijab como el suyo es porque a la industria de la moda musulmana le falta inspiración.

"Recibo comentarios en mi blog de chicas que dicen que la ropa que se les ofrece a las musulmanas tiene un estilo demasiado Islámico, por lo que se sienten muy étnicas y extrañas", aseguró. "Lo que jóvenes buscan cada vez más de la moda es que no les distinga del resto de la sociedad."

Según Jana, algunos sucesos como los atentados contra las Torres Gemelas en Nueva York del 11 de Septiembre o los del metro de Londres en julio de 2005 también tuvieron un efecto sobre las mujeres musulmanas.

"Nuestra generación se hizo más consciente de su identidad cuando se puso a los musulmanes en un primer plano después de esos sucesos y otros eventos de la década pasada. Nos vimos obligados a que la gente cuestionase nuestra fe, nuestra identidad y en lo aparentamos", apuntó.

Esto puede haber empujado a algunas mujeres a decidir si llevar el hijab o no, pero también aumentó la necesidad entre muchas jóvenes que llevan el velo a encajar.

Experimentación

Image caption La diseñadora Hana Tajina Simpson cree que la moda de las musulmanas puede ser colorida.

Hana Tajima Simpson es una diseñadora de moda que se convirtió al Islam hace cinco años.

Al principio, le resultaba muy difícil encontrar su propio estilo que fuera compatible con las reglas del Islam.

"En un principio, perdí mucho de mi personalidad al llevar el velo. Quería ceñirme a un molde y que me vieran de cierta manera", afirmó Hana, una británica, de origen japonés.

"Tenía en mi cabeza la idea de que una mujer musulmana debe llevar la túnica negra denominada Abaya y un pañuelo en la cabeza, pero me di cuenta de que esto no es cierto y que podía experimentar con mi aspecto, aunque de forma modesta", indicó.

"Hice muchas pruebas y cometí errores para encontrar un estilo y ahora siento que soy feliz con ello", añadió Hana que escribe habitualmente blogs sobre sus diseños.

Pese a que todas sus creaciones son adecuadas para las mujeres que llevan velo, ella dice que no diseña pensando en un grupo específico de mujeres.

"Francamente, diseño para mí misma (…) Pienso en lo que me gustaría vestir y lo diseño. Tengo muchas clientas no musulmanas también, así que mis diseños no están dirigidos sólo a ellas", señaló.

Celebración

Los diseños de Sarah Elenany son muy diferentes de los de Hana - más urbanos y deportivos-. Casi todos incluyen motivos islámicos como imágenes de minaretes y manos que se extienden al cielo como en oración. Son religiosos, pero están lejos de ser calificados como tradicionales.

"Mi marca de identidad es la celebración de la cultura y el arte islámico y no una forma de pedir perdón. Quise diseñar estampados y ropa con la que los musulmanes al instante se identifiquen", sostiene Sarah.

Pero, ¿el carácter llamativo de la moda no se contradice con la esencia del hijab? Para Sarah, la moda tiene que ver con la expresión "y esto es una parte legítima del Islam".

"El Islam no establece normas rígidas en cuanto al color o el estilo. Sólo dice las partes del cuerpo que se necesitan cubrir, el resto realmente depende de tí", añadió por su parte Jana.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.