París: una de las alarmas del museo no funcionaba

Investigadores en París
Image caption El alcalde de París admitió que una de las alarmas del museo no había estado funcionando correctamente.

El encargado de Cultura del ayuntamiento de París, Christophe Girard, dijo este viernes que el robo de varias pinturas de grandes maestros del Museo de Arte Moderno de París "parece la operación de una banda profesional de criminales organizados".

"Entrar en el museo a través de una ventana, escoger cinco obras específicas y luego salir sin que los guardias se dieran cuenta, es impresionante", añadió Girard, quien admitió que los investigadores se ha enfrentado a un alto nivel de sofisticación".

Pero también este viernes se supo que los ladrones habrían contado -además de con su "talento"- de una ayuda extra: funcionarios admitieron que por varias semanas, el sistema de alarma del museo de la capital francesa no había estado funcionando correctamente.

El alcalde de París, Bertrand Delanoe, informó que una de las alarmas del museo no funcionaba bien desde finales de marzo y esperaba por ser reparada cuando sucedió el robo.

Las cinco pinturas robadas son: Le pigeon aux petits pois, de Pablo Picasso (pintadas en 1911); La femme a l’éventail (1919), de Amedeo Modigliani; L’olivier près de l’Estaque (1906), de Georges Braque; Nature morte au chandelier (1922), de Fernand Léger, y La pastorale (1906), de Henri Matisse.

Delanoe calificó el incidente como "un ataque intolerable a la herencia cultural universal en París".

Lea: Indagan robo millonario de cuadros en París

Robar es una cosa, vender es otra

Funcionarios indicaron que el ladrón penetró en el museo antes de las 04:00 hora local (02:00 GMT) del jueves pasado y sólo le llevó 15 minutos separar los marcos de los lienzos y salir inadvertido del edificio, nuevamente sin ser detectado.

Cámaras de seguridad captaron cómo un intruso enmascarado rompió el candado de una puerta y penetró en el recinto a través de una ventana rota.

Había tres vigilantes durante la noche en que sucedió el incidente pero el robo sólo fue descubierto cerca de las 07:00 hora local (05:00 GMT), añadió Christophe Girard.

Los expertos han estimado que a los ladrones les costará mucho vender los óleos en el mercado abierto porque son obras de arte muy conocidas.

El museo -que alberga más de 8.000 obras excepcionales del siglo XX y está ubicado en la ribera derecha del río Sena, a unas cuadras de la Torre Eiffel- ha sido acordonado por los investigadores.

Se estima que los lienzos sustraídos tienen un valor de US$123 millones.

Francia escenario de robos

Según informó el corresponsal de BBC Mundo en París, Gerardo Lissardy, Francia ha sido el lugar donde ocurrieron algunos de los principales robos recientes de pintura y Picasso aparece como un favorito de los ladrones.

En enero, una treintena de obras fueron hurtadas de una casa de Provence, incluida una del maestro español, y en diciembre un cuadro de Edgar Degas ("Les choristes") fue robado de un museo de Marsella. En ambos casos las pérdidas fueron estimadas en más de un millón de dólares.

Un poco antes, en el año 2007, otras dos obras de Picasso ("Mayaà la poupée" y "Portrait de Jacqueline") fueron robadas de la casa de la hija del fallecido pintor. Las obras, valuadas en decenas de millones de dólares, fueron recuperadas meses después.

Los expertos aseguran que vender pinturas de ese nivel en el mercado negro es una tarea arriesgada y difícil. De hecho, algunas de las principales obras de arte robadas recientemente han sido recuperadas poco tiempo después.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.