El Salvador: logró cobrar el premio doce años después

Collage de  prensa sobre el caso
Image caption El "Pronóstico Millonario" estaba organizado por el periódico "La Prensa Gráfica".

Una mujer logró una victoria en los tribunales salvadoreños, 12 años después de que uno de los periódicos más importantes del país se negara a pagarle el premio correspondiente a sus acertados pronósticos para la copa Francia 98.

El caso, que fue ventilado en los tribunales de lo mercantil, tuvo su comienzo cuando una joven de origen rural, quien prefiere guardar su nombre en reserva, envió decenas de boletas con los pronósticos de uno de los mundiales más impredecibles de la historia.

Una de ésas las boletas pronosticaba con exactitud los resultados del campeonato en las fases que el certamen estipulaba. Sin embargo, como consta en el proceso judicial, los organizadores desconocieron a la ganadora y se negaron a pagar.

El elusivo premio

El "Pronóstico Millonario" estaba organizado por el periódico "La Prensa Gráfica" y constaba de un premio de diez millones de colones, la antigua moneda salvadoreña, lo que en aquel momento equivalía a US$875.000.

Según explicó a BBC Mundo el abogado defensor de la ganadora, quien también desea mantener su identidad en reserva por razones de seguridad, cuando ella reclamó el premio, el personal administrativo del medio de comunicación le pidió el boleto ganador para hacer una fotocopia.

Image caption Representantes de "La Prensa Gráfica" declinaron hacer declaraciones.

Así, después de llevar a cabo una inspección en las bodegas donde guardaban las cajas con las hojas participantes, y según verificó BBC Mundo en el expediente judicial, el personal del periódico logró rastrear la boleta gemela.

"Lo curioso del caso es que inspeccionan el sitio, pero sin presencia de la ganadora, a quien luego invitan a la apertura oficial de todas las urnas", dijo a BBC Mundo la defensa.

La apertura

Según el abogado, la misma gente condiciona la presencia de la ganadora en la apertura oficial de las urnas a la firma previa de una garantía.

"¿Qué hacen? Llevan a esta mujer a un cuarto donde están abogados, empleados de la empresa de seguridad que trasladó las urnas, miembros de la firma auditora, y la obligan a firmar un documento en el que ella se compromete a no reclamar judicialmente nada en contra si la boleta gemela no se encontrase", añade el defensor.

"Cuando yo estudié todos los documentos observé ese detalle y empecé a armar la relación de los hechos a partir de las mismas huellas que ellos fueron dejando", argumenta.

12 años

Con la garantía firmada, y al no encontrarse la contraparte de la boleta ganadora, el periódico se excusó y no entregó el dinero.

"Los abogados cometieron el error de mal aconsejar al cliente. Ellos crearon el escenario para desfavorecer a la mujer porque era una persona de origen humilde, pero se equivocaron", observa el defensor.

Image caption La boleta ganadora debió esperar 12 años para su reconocimiento.

El proceso judicial inició, en 1999, un largo periplo por todo el sistema judicial, con apelaciones y recursos de amparo.

"Ellos, en vez de atacar mi punto de vista, buscaban comprobar errores procesales. Pero el punto medular era que yo tenía la boleta y les demostraba que ellos habían manipulado", dice.

"¿En manos de quién se perdió la boleta gemela? En manos de ellos. ¿Quién debe responder por ese extravío? Pues, 'La Prensa Gráfica'", afirma.

El reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en favor de la lectora condenó a la empresa a pagarle poco más de US$2 millones, así como los costos procesales.

La resolución es inapelable. BBC Mundo quiso saber la opinión de representantes de "La Prensa Gráfica", pero miembros de la junta directiva declinaron hablar sobre el tema.

Caso histórico

A nivel local, uno de los juicios mercantiles más importantes de la historia del país, ha pasado desapercibido.

Ningún medio de comunicación le ha puesto atención al caso, salvo un periódico digital, donde cientos de lectores envían a diario muestras de simpatía y apoyo a la querellante.

"La vida de esta mujer, que cuando ganó era una joven, ha cambiado por completo desde aquel momento en el que intentaron violar sus derechos. ¿Sabe qué ha hecho en todos estos años? Pues estudió derecho. ¡Es abogada!", dice el defensor.

"Se compenetró tanto en este tema, que pienso que ése será el mejor premio que ella tendrá por siempre: que aprendió a defender sus derechos", agrega.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.