El Salvador y Venezuela enfrentados por una avenida

Boulevard "Venezuela" en El Salvador
Image caption San Salvador quiere honrar póstumamente al llamado "Schindler salvadoreño".

La decisión del alcalde de San Salvador de cambiar el nombre de uno de los bulevares más importantes de la capital del país provocó el malestar de la misión venezolana en El Salvador.

El alcalde Norman Quijano encendió la polémica luego de que el consejo municipal que preside acordó honrar póstumamente al ex diplomático salvadoreño Arturo Castellanos, el llamado "Schindler salvadoreño".

Quijano, ex diputado de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), rebautizó el emblemático bulevar Venezuela, que corta transversalmente la ciudad de este a oeste, con el nombre del diplomático que salvó a miles del europeos del este durante la Segunda Guerra Mundial.

"Sería injusto que el Estado salvadoreño no reconozca la labor que hizo este ciudadano por salvar a tantos judíos durante el Holocausto", dijo Quijano, al oficializar el cambio.

Los símbolos

Quijano ganó el año pasado el bastión político más importante que tuvo la izquierda en El Salvador desde 1997.

Image caption El alcalde Norman Quijano encendió la polémica.

Su llegada a la silla municipal de San Salvador es recordada por la polémica que desató durante la campaña electoral en la llamada "guerra de las banderas".

Mientras Quijano izaba el pabellón nacional en las plazas, militantes del Frente Farabundo Martí para la Liberación (FMLN) la sustituían por la bandera roja.

Por eso a ningún capitalino le extraña que su alcalde esté en medio de una polémica.

"Aquí le pueden poner los nombres que quieran a las calles, pero uno sigue llamándolas como siempre las conoce", le dice a BBC Mundo Eduardo Pineda.

"Yo le pregunto al señor Quijano por qué no le cambia nombre a la plaza D'Aubuisson", asegura Marisa Gutiérrez, en alusión al nombre del fundador del partido ARENA.

Honor al justo

El nuevo nombre del bulevar Venezuela rendirá tributo al coronel Castellanos, quien arriesgó su vida en los años 40 extendiendo miles de certificados de nacionalidad a judíos rumanos para salvarlos del Holocausto.

El Estado de Israel lo declaró "Justo entre las naciones" hace unos días y su nombre fue inscrito en el Museo Yad Vashem.

La historia de Castellanos fue descubierta por el historiador salvadoreño Carlos Cañas-Dinarte, en 1999, cuando encontró copia de los certificados enmohecidos en el Archivo Nacional.

"No podía creer lo que tenía en mis manos", le dijo a BBC Mundo el investigador.

Oposición

La embajada de Venezuela en el país envió una petición a la Alcaldía de San Salvador para que reconsiderara su determinación.

"Mantenemos relaciones con El Salvador, desde 1883, con la firma del Tratado de Comercio y Navegación, y hemos sido solidarios con este país, por lo que lamentamos esta decisión", le indicó dijo a BBC Mundo Wladimir Ruiz Tirado, encargado de negocios de la misión venezolana en San Salvador.

Image caption Para Ruiz-Tirado, el nombre tradicional de la calle está arraigado en la memoria colectiva.

Una encuesta realizada por un diario digital nacional entre 1.240 personas mostró que el 42% no está de acuerdo con la decisión del alcalde. El 22% sugirió "que busque otra calle".

Ruiz Tirado dice que envió copia de la misiva al Congreso y Cancillería, "a sabiendas de que un cambio de decisión sería difícil", pero destaca que "después de todo, en El Salvador, hay otros símbolos patrios como el parque Simón Bolívar".

"Lo que más cuenta es que la denominación de esta importante arteria está arraigada en la memoria colectiva de los capitalinos", añadió el diplomático.

Antecedentes

No es la primera vez que una embajada protesta por el nombramiento de una calle o plaza en San Salvador.

Image caption La plaza Yasser Arafat también creó un escándalo.

Durante la gestión de Héctor Silva, que perteneció al FMLN, el embajador de Israel en El Salvador, Josef Livné, protestó por la inauguración de la Plaza Palestina, que incluye el mapa actual de Israel.

Curiosamente, la plaza está ubicada a 100 metros de la Plaza Estado de Israel.

Pero el escándalo fue mayúsculo cuando el 25 de mayo de 2005 la alcaldía capitalina, todavía en manos de la izquierda, inauguró la plaza Yasser Arafat justo al inicio de la avenida Jerusalén.

La decisión provocó un roce diplomático e, incluso, Tel Aviv postergó el regreso del ex embajador Yosef Peled, que estaba en Israel cuando ocurrieron los acontecimientos.

"Hermanas"

Pese a las diferencias de criterios, la embajada venezolana le dijo a BBC Mundo que respeta "la autonomía de la alcaldía de San Salvador y que se haya querido honrar al coronel Castellanos".

Al margen de la discusión, la página web de la alcaldía también destaca diversos pactos de hermanamiento con diversas ciudades, entre ellas Caracas.

El cambio del nombre del bulevar Venezuela al de Arturo Castellanos quedará oficializado el 18 de junio, en el 33º aniversario de la muerte del "Schindler salvadoreño".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.