Picasso se inspiró en el Mediterráneo

Al fin de la Segunda Guerra Mundial, el pintor español Pablo Picasso decidió abandonar París para ir a vivir al sur de Francia. Una exposición en Londres reúne la presencia mediterránea en su obra de ese tiempo.

Image caption Las obras de este período están volcadas hacia una visión de la vida personal.

"Picasso, los años mediterráneos" es una exposición que contiene unos 150 ejemplares, la mayoría aún en poder de la familia. La muestra nos entrega una visión de lo que fue la compleja vida privada del pintor.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Pablo Picasso, el artista más conocido de su época, vivió de manera tranquila en el París ocupado. Al término del conflicto, tenía 63 años y decidió que era hora de renovarse.

El nuevo gobierno francés había prohibido la propiedad de segundas casas, de modo que Picasso decidió abandonar París para siempre y se dirigió al sur, donde había pasado previamente sus veranos.

Picasso se mudó a la ciudad de Vallauris, cerca de Cannes, conocida por su industria cerámica.

La exposición nos permite vislumbrar una panorámica de lo que el artista hizo entre 1945 y 1962. Su biógrafo, de nacionalidad británica, John Richardson, ayudó a poner la muestra en pie y dice que espera que ésta arroje luz sobre una parte menos conocida de la carrera de Picasso.

"De algún modo, la mayor parte de la vida de Picasso fue un período Mediterráneo. Había nacido en Málaga, España, y, desde 1918, y cada verano alquilaba una casa en Antibes, o cerca de ahí.

"Sus grandes descubrimientos estilísticos fueron hechos casi todos en el sur. Después de tres o cuatro meses, él se iba a París y trabajaba en lo que había descubierto", dijo Richardson.

Amante devota

Es siempre tentador detallar la carrera de Pablo Picasso a través de una serie de mujeres con quienes tuvo algún tipo de relación. La principal relación de Picasso, en este tiempo, fue con Francoise Gilot (aunque todavía estuviera casado con su primera mujer, Olga).

Cuando la relación con Gilot concluyó, Picasso comenzó una relación con Jacqueline Roque, más de cuarenta años más joven.

Hay retratos de cada mujer en la exposición. Richardson conoció a Picasso a fines de los 40 y también conoció a Gilot y Roque. Tras la partida de Gilot, fue testigo de una serie de mujeres que fueron "entrevistadas" para el cargo.

Image caption Las pinturas de la exposición en la Tate de Liverpool muestran más el lado político del pintor.

"Pero sabía que Jacqueline Roque sería la ganadora porque tenía todo lo que se necesitaba. Estaba totalmente dedicada a él, y estaba dispuesta a sacrificarse por él en el altar de su arte. Y fue lo que hizo: tras su muerte, ella se suicidó", agregó Richardson.

La nueva muestra incluye pinturas, esculturas y cerámicas que muestran que Picasso estaba centrado en su vida familiar y emocional, según el periodista del Servicio Mundial de la BBC, Vincent Dowd.

Eso contrasta con otra exhibición en la galería Tate de Liverpool ("Picasso, paz y libertad") que examina el lado político de Picasso, aunque Richardson piensa que su lado comunista no era muy profundo.

Un nieto

En la inauguración de la exposición estuvo el nieto del artista, Bernard Ruiz-Picasso. Éste afirma que, al final de este período, hubo gente que exhortó a Picasso a volver a la España de Franco, pero su familia siempre se opuso.

"Mi abuelo era un español en el exilio. Los colores de la naturaleza en el sur de Francia le recordaban España: la luz y el mar. Así pudo reinterpretar su obra pasada", dijo Ruiz-Picasso.

¿Fue feliz su abuelo durante el período mediterráneo?

"Estaba feliz de tener su familia y sus amigos a su alrededor. Y con poder trabajar artísticamente. Ignoro si los artistas o los grandes hombres son realmente felices. Es más complicado".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.