"Barrabravas" argentinos deportados de Sudáfrica

Diez "barrabravas" (hinchas de fútbol violentos) argentinos fueron deportados este lunes, un día después de ser arrestados en el aeropuerto de Johannesburgo cuando intentaban ingresar a Sudáfrica para asistir al Mundial 2010.

Image caption Los "barras bravas" fueron detenidos en el aeropuerto de Johannesburgo.

Los "barrabravas" llegaron en un contingente de 80 hinchas al aeropuerto sudafricano en un vuelo que procedía de Angola; inmediatamente las autoridades locales les dijeron que no podían ingresar al país.

La decisión de deportarlos se basó en un pedido de la Interpol y en informes enviados desde Argentina.

Incluso, ya varios de ellos habían protagonizado incidentes en el aeropuerto de Río de Janeiro, por lo que la policía de Brasil alertó a la sudafricana.

"Los informes de inteligencia indicaron que estas personas cometerían desórdenes públicos, llevarían a cabo actos violentos y provocarían conflictos con aficionados de otros equipos durante el Mundial", afirmó la policía en un comunicado.

Varios medios argentinos informaron que más de 200 hinchas argentinos viajaron a Sudáfrica para acompañar a la selección de su país en el Mundial de fútbol.

Lea: Barrabravas, las "estrellas" argentinas del Mundial

Maradona se distanció

El director técnico del seleccionado, Diego Armando Maradona, debió desmentir el pasado martes tener conexiones con los cuestionados viajeros.

Image caption En Argentina ha causado gran conmoción la presencia de un alto número de barras bravas en Sudáfrica.

"No tengo relación con ninguno de estos personajes y ni me enteré si los que viajaban con nosotros eran hinchas o barras", aseguró el astro.

Algunos de los "barrabravas" incluso viajaron en el mismo avión que llevó el pasado martes al equipo argentino a Sudáfrica.

"La mayoría de las críticas por la presencia de los cerca de 30 hinchas en el vuelo oficial recayeron sobre el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona", según la periodista de BBC Mundo en Buenos Aires, Verónica Smink.

Por otra parte, la organización Familiares de Víctimas de la Violencia en el Fútbol Argentino (Favifa) presentó una denuncia penal contra Grondona, acusándolo de ser responsable del viaje de los barras bravas.

El jefe de la AFA negó todos los cargos y aseguró no tener control sobre quiénes volaban en el avión de South African Airways que llevó a los jugadores argentinos, y que, según dijo, era un vuelo regular.

Opine: ¿Dónde va a ver el Mundial?

Estampida

La Copa Mundial también fue noticia al conocerse que 15 personas, incluido un policía, fueron hospitalizadas este domingo en Sudáfrica tras un partido amistoso entre las selecciones de Nigeria y Corea del Sur.

El incidente ocurrió en un barrio en las afueras de Johannesburgo cuando una muchedumbre de aficionados intentó entrar forzosamente al estadio Makhulong cuando ya se habían cerrado las puertas.

Varios aficionados se cayeron y fueron pisoteados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.