Última actualización: martes, 8 de junio de 2010 - 11:56 GMT

El verdadero enemigo de México ante Sudáfrica

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Sudáfrica tiene un arma secreta para el partido de inauguración del Mundial 2010 contra México, este viernes.

No será una novedosa táctica en lo futbolístico, ni tampoco hicieron una preparación física más allá de la necesaria. Con lo que cuentan los "Bafana Bafana" es con la vuvuzela.

Una especie de trompeta que provoca un ruido ensordecedor cuando miles de almas la hacen sonar casi al unísono dentro de un estadio.

Evidencia de ello se vio en la Copa Confederaciones del año pasado, cuando en las transmisiones de televisión de los partidos en que jugaban los sudafricanos los comentaristas luchaban para hacerse oír por el incesante sonar de las trompetas.

El fútbol en África es ruido, emoción, disfrute, gritos y diversión

Sepp Blatter, presidente de la FIFA

El sonido de la vuvuzela es alto, grave y fuerte. Pero cuando son miles quienes la tocan es como si una abeja gigante estuviese revoloteando dentro del estadio. Aunque también puede parecerse a la bocina de un camión cuando avisa que se quedó sin frenos. En fin, algo para el oído incauto que puede pecar de atorrante.

Aunque, a la misma vez, para muchos sudafricanos es motivo de orgullo. Y para ello contaron con el respaldo del presidente de la FIFA, Sepp Blatter, quien rechazó los llamados de las televisoras (e incluso de algunos jugadores) para que se prohibiese el mencionado instrumento y las instó a aceptar que la vuvuzela es parte de la idiosincrasia de Sudáfrica y todo el continente.

"El fútbol en África es ruido, emoción, disfrute, gritos y diversión", señaló Blatter el año pasado.

¿Pero, de dónde salió este controvertido artefacto?

Disputa originaria

El origen de la vuvuzela es tan polémico como su uso dentro de las canchas. Algunas versiones apuntan a que es una versión de un cuerno de búfalo que usaban los pastores de algunas tribus sudafricanas.

Aficionados en el estadio SoccerCity

El aliento de los aficionados sudafricanos se hace presente de manera constante durante el partido.

Miembros de la iglesia Shembe, que combina la tradición zulu con el Antiguo Testamento cristiano, afirman haber venido utilizando este instrumento desde principios del siglo XX como parte de un peregrinaje anual al Monte Nhlangakazi.

Pero BBC Mundo encontró a quien afirma haber inventado la versión moderna de la vuvuzela en Tembisa, un suburbio polvoriento, humilde y sin temor a reflejar su pobreza, en las afueras de Johannesburgo.

Freddie Makke, quien se hace llamar "Saddam" como un tributo al ex gobernante militar iraquí Saddam Hussein, asegura que hace unos 30 años tomó la bocina de una bicicleta que le regalo su hermano y la transformó en la primera vuvuzela.

"Saddam" cuenta que posteriormente la convirtió en una enorme trompeta de aluminio que llevaba a los estadios. Pero una vez que le prohibieron llevar este instrumento metálico por temores de seguridad, buscó fabricar una versión de plástico que es la que se conoce hoy en día.

No obstante, hace unos 10 años una empresa en Ciudad del Cabo comenzó la elaboración masiva de la vuvuzela y Makke afirma que nunca le reconocieron la patente por su supuesto invento.

La compañía, Masincedane Sport, más bien ha señalado que la autoría de la vuvuzela plástica es propia.

México "sólo piensa en fútbol"

"Saddam" mostró a BBC Mundo varias versiones de la trompeta, incluyendo una que "tengo lista para tocársela a los mexicanos cuando les ganemos (en la inauguración del Mundial)".

Su sonido es como el de un niño llorando, que es como "Saddam" afirma que quedarán los seguidores del Tri.

No es el factor principal, pero sí le da al local cierta ventaja por el ruido que dificulta la comunicación en el campo

David Soto, aficionado mexicano

"No tiene ninguna relevancia (la vuvuzela)", fue la respuesta que dio a BBC Mundo el secretario técnico de la Federación Mexicana de Fútbol, Decio de María.

"Cada estadio tiene sus propias características, y este es un símbolo sudafricano, pero nosotros nos concentramos en nuestro fútbol y no hacemos ninguna preparación adicional (por la trompeta)", aseveró.

Algunos hinchas de la selección mexicana que llegaron a Johannesburgo, en tanto, manifiestan cierta preocupación. "No es el factor principal, pero sí le da al local cierta ventaja por el ruido que dificulta la comunicación en el campo", dijo David Soto.

"Aunque yo no pienso que afecte", señaló otro seguidor, Jorge Sánchez, quien agregó: "son los propios jugadores quienes pueden perjudicar al equipo si no mantienen el compromiso, el foco y si no anotan goles".

Una goleada mexicana a los "Bafana Bafana" seguramente ahogaría el ruido de las vuvuzelas, pero la capacidad real de distracción que puede generar este instrumento está por verse el viernes en el arranque de la Copa del Mundo 2010.

Si lo ve por televisión, esperemos que el ruido no lo distraiga.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.