El príncipe Alberto de Mónaco anuncia su compromiso

El príncipe Alberto II de Mónaco y Charlene Wittstock
Image caption Alberto de Mónaco se casa con Charlene Wittstock, aunque aún no hay fecha de boda.

La Casa Real del Principado de Mónaco anunció este miércoles el compromiso matrimonial entre el príncipe Alberto II de Mónaco y su novia, la ex nadadora olímpica sudafricana Charlene Wittstock.

Aunque no se dieron detalles sobre la fecha de la boda, el anuncio pone fin a meses de especulaciones en torno a las posibilidades de matrimonio de la pareja.

El príncipe Alberto, de 52 años, y Charlene Wittstock, de 32 años, se conocieron en una competencia deportiva y han mantenido un largo noviazgo aunque inicialmente mantuvieron su relación en secreto.

El periodista Ian Sparks le dijo a la BBC desde Francia que el anuncio se produce al tiempo que los habitantes del principado "oran porque finalmente Charlene le de al príncipe playboy un heredero al trono".

Alberto, jefe de la Casa Grimaldi y el actual soberano del Principado de Mónaco, accedió al trono tras la muerte de su padre, el príncipe Rainiero en 2005.

En busca de un heredero

Según informó la ex corresponsal de la BBC en París Caroline Wyatt, la coronación tuvo lugar poco después de que el único hijo varón de la unión entre Rainiero III y la actriz estadounidense Grace Kelly se viera obligado a reconocer la existencia de un hijo, Alexandre, concebido con una azafata.

Image caption El príncipe Alberto ysu novia han mantenido un largo noviazgo.

Aunque Alberto ha reconocido además a una hija, Jazmín Grace, producto de otra relación previa -y cumple en ambos casos con las obligaciones económicas- según Sparks bajo la Constitución de Mónaco ninguno de ellos puede aspirar al trono porque son "hijos ilegítimos".

Sólo a descendientes "directos y legítimos" nacidos dentro del matrimonio se les permite regentar el minúsculo principado mediterráneo que es además considerado un paraíso fiscal, afirmó Sparks.

Y es que la polémica radica en que la independencia de Mónaco depende de la continuidad sucesoria de la familia Grimaldi.

Ante la tardanza de Alberto -quien ha gozado de una prolongada soltería- en casarse y tener hijos legítimos, el Parlamento en 2002 cambió la Constitución para permitir que uno de los hijos de sus hermanas, Carolina y Estefanía, accedan al trono si él nunca provee al principado con un heredero.

La familia Grimaldi ha gobernado Mónaco por más de 700 años.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.