Retiran estatua de Stalin en su ciudad natal

La estatua reposa sobre un neumático tras ser retirada.
Image caption Josef Stalin es considerado el personaje georgiano más conocido en el resto del mundo.

Las autoridades georgianas retiraron en la oscuridad de la noche una estatua de seis metros del ex líder soviético Josef Stalin de la plaza central de su ciudad natal.

Stalin nació en Gori en 1878 en el seno de una modesta familia de zapateros. La estatua de bronce en su honor fue erigida en 1952, un año antes de su muerte.

Las autoridades justificaron la decisión, tomada sin previo aviso, por las demandas de las generaciones más jóvenes de georgianos que, dijeron, han adoptado la idea de libertad occidental.

Sin embargo, la retirada de la estatua produjo una división de reacciones entre los residentes de Gori.

"Un tirano y un dictador"

Stalin es una figura controvertida en Georgia. Para unos es el símbolo de la opresión, causante de millones de muertes; para otros es el personaje georgiano más conocido y la figura clave en la victoria contra la Alemania nazi.

En lugar de la estatua, el gobierno de Georgia dijo que erigirá un monumento a los caídos en la guerra de 2008 contra Rusia y a las víctimas de la represión de Stalin, lo que se ha interpretado como una arremetida contra el gobierno ruso, que continúa enemistado con su país vecino.

El presidente georgiano, Mikhail Saakashvili, dijo a la prensa que "un monumento a Stalin no tiene cabida en la Georgia del siglo XXI".

La ministra de cultura, Nika Rurua, dijo que Stalin fue "un dictador y un tirano".

"Stalin fue un hombre que creó autonomías horrendas, basadas en la división étnica, que aún hoy siguen creando grandes problemas para la libertad de Georgia (...) fue un hombre que destrozó las mejores partes de Georgia, así como la de muchas de nuestras naciones vecinas y aliadas".

Museo

Una residente local, que dio únicamente su nombre de pila, Irina, protestó por la decisión ante la televisión georgiana. "¿Cómo han podido hacerlo? (...) El monumento a Stalin era un símbolo de nuestra ciudad", fueron sus palabras según la cita la agencia Reuters.

Las tropas rusas ocuparon Gori durante dos semanas después del conflicto de 2008, que estalló cuando Georgia trató de recuperar por las armas la provincia separatista y pro rusa de Osetia del Sur, que se sitúa a pocos kilómetros al norte de la ciudad.

A pesar de la retirada, el museo de Gori dedicado a Stalin, donde se recolocará la estatua, seguirá abierto al público, que lo considera el principal atractivo turístico de la ciudad.