Rock al Parque estremece Bogotá

Detalle del afiche de Rock al Parque
Image caption El festival de música llega este año a su 16ª edición.

La capital colombiana realiza este fin de semana uno de los festivales de música gratuitos más grandes en su género en Latinoamérica, que espera congregar a 350.000 personas.

Rock al Parque es un festival por el que han pasado figuras de la música, como Fito Páez, Aterciopelados, Manu Chau, Café Takuba y Julieta Venegas, y que constituye una peregrinación anual de decenas de miles de personas.

Este año, el festival celebra su versión su número 16 y su plato fuerte será el argentino Andrés Calamaro, el grupo mexicano Zoé, el jamaiquino Ky-Mani Marley, el suizo Samael, el estadounidense Shadows Falls, el español Def con Dos y el británico Asian Dub Foundation.

La gran diferencia de este festival con otros encuentros de rock que hay en Argentina, Brasil, Estados Unidos o México es que se trata de un evento gratuito.

"La idea es mostrar un amplio repertorio de todos los subgéneros del rock, desde el metal hasta el reggae", le explica a BBC Mundo Santiago Trujillo, subdirector de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, que organiza el festival.

Pero, además de la oferta internacional, habrá decenas de bandas colombianas que ven a Rock al Parque como su plataforma de lanzamiento.

De hecho, muchos recuerdan que grupos cómo Aterciopelados se lanzaron al estrellato en este festival al aire libre.

Más que música

Trujillo destaca que además de la oferta de bandas nacionales e internacionales el festival también desarrolla actividades académicas como talleres con músicos experimentados.

"Se trata de toda una apuesta de las políticas públicas en materia de juventud, convivencia ciudadana y turismo", anota.

Se espera que unas 120.000 personas acudan diariamente, durante las tres jornadas, a los conciertos al aire libre que están programados en dos escenarios del Parque Metropolitano Simón Bolívar, el más grande de su tipo en Bogotá.

Eduardo Arias, periodista colombiano experto en rock, le dice a BBC Mundo que "Rock al Parque es un laboratorio de cultura ciudadana alrededor de la música".

El festival "nació en la década de los '90, cuando a los bogotanos dejó de darnos vergüenza la ciudad y comenzamos a valorarla por lo que era y no por parecerse a Londres o a Miami", señala.

Arias considera que este festival trasciende la música. "De hecho, me parece más importante lo que genera en los habitantes de la ciudad que el cartel que participe", opina.

Catalizador

Trujillo, por su parte, considera que, luego de 16 años ininterrumpidos, "cualquier rockero tendrá que poner en su agenda venir al festival, así como los musulmanes van a La Meca".

Otro experto, Sandro Romero, escribió que "desde 1995 Rock al Parque ha sido el intérprete, el catalizador, de una masiva marginalidad latinoamericana".

Romero lo explica así: "Cientos de miles de oyentes, los que habían crecido por el rock imaginado por los discos, la radio o el cine, pudieron materializar sus sueños al tener un evento sin precio que se convertiría en el templo al aire libre para asfixiarse de energía".

Ese templo abrirá nuevamente sus puertas este sábado cuando Bogotá se vestirá nuevamente de rock.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.