Mick Jagger y su suerte con el dinero

Mick Jagger
Image caption Jagger sostiene que los ingresos eran mayores para los cantantes en la década de 1970.

Muchos de los ex alumnos de la London School of Economics han conseguido cuantiosas fortunas.

Entre los que pasaron por la ilustre universidad británica están el fundador de la aerolínea Easyjet, Stellios Haji-Ioannou, la millonaria francesa Delphine Arnault y el financista George Soros.

Uno de sus ex estudiantes menos convencionales es el cantante principal de los Rolling Stones, Mick Jagger, cuya fortuna, estimada en más de US$250 millones palidece frente a la de algunos de los mencionados antes.

Pero aunque su dinero en últimas proviene de sus canciones, su olfato empresarial también ha jugado un papel importante en la construcción de su fortuna.

Los Rolling Stones han lanzado cerca de 90 sencillos y más de dos docenas de trabajos de larga duración.

Todavía tocan ante estadios llenos y controlan las giras, el mercadeo de productos y los patrocinios asociados con el grupo.

Pero en una inusual entrevista a la BBC, Jagger admitió que tuvo suerte por cuenta del momento en que transcurrió su carrera.

"Cuando los Rolling Stones empezaron, no se hacía dinero porque las empresas disqueras no te pagaban", dijo.

"A nadie le pagaban. Siempre me pregunto si a Frank Sinatra le pagaban".

"Las regalías eran muy pequeñas. Si vendías un millón de discos te pagaban un millón de centavos. Era todo divertido, pero no lo que te imaginabas que ibas a obtener".

Regalías

Sin embargo, las cosas cambiaron a medida que los músicos se volvieron más expertos en controlar sus creaciones.

Esto ocurrió más o menos en el momento en que muchos creen que los Rolling Stones llegaron a su apogeo, que incluyó el lanzamiento del aplaudido álbum de 1972, "Exile on Main Street".

Posteriormente, la bonanza en ventas musicales por el desarrollo del disco compacto aumentó los ingresos de aquellos que tenían arreglos lucrativos de regalías.

"Hubo un pequeño lapso de tiempo entre 1970 y 1997 cuando a la gente si le pagaban y le pagaban muy bien", dijo Jagger.

"Pero ahora ese tiempo terminó. Si miras la historia de la música grabada, digamos desde 1900 hasta ahora, existió ese periodo cuando los artistas tenían buenos ingresos, pero en el resto del tiempo no los tuvieron".

Los primeros veinte

Image caption Los Rolling Stones son uno de los grupos más exitosos de la historia.

Lo corrobora un breve vistazo a la lista anual de músicos millonarios que publica el diario londinense Sunday Times.

Todos los artistas en los primeros veinte lugares de la lista de este año eran prominentes en la década de 1970 y 1980, e incluyen a Paul McCartney, Ringo Starr y la familia del ex Beatle George Harrison.

También en la lista están Elton John, Tom Jones, Eric Clapton y Robin y Barry Gibbs, de los Bee Gees.

Igualmente alcanza a figurar en la lista de los primeros veinte el colega de Jagger en los Rolling Stones, Keith Richards, con cerca de US$250 millones.

Los demás no son cantantes sino protagonistas del mundo musical más amplio, incluyendo a Andrew Lloyd-Weber y Cameron McIntosh, que hicieron su fortuna con los musicales de Broadway y el West End, así como los empresarios Simon Cowell y Simon Fuller.

La lista es encabezada por los ejecutivos de disqueras Edgar Bronfman y Clive Calder.

Antes de la música grabada, los ingresos dependían principalmente del capricho de los mecenas, lo que significó que incluso Mozart y Schubert murieran en la miseria.

Y en el primer medio siglo de la música grabada, la incertidumbre en los derechos de propiedad intelectual hizo que algunos de los grandes intérpretes del blues murieran sin un centavo en el bolsillo.

La mayoría de los artistas de hoy en día enfrentan un panorama difícil.

Muchos culpan de eso al desarrollo de internet, por permitir que la gente descargue canciones gratis.

Vocación

Hoy en día la principal fuente de ingresos para los músicos es la venta de boletas de concierto.

Obtener un lugar en uno de los principales festivales de música es particularmente lucrativo, señala el agente Nick Matthews, cuyos clientes incluyen al artista pop urbano Chipmunk.

Por supuesto, todo eso asume que hacer dinero es importante para un artista.

Horace Trubridge, secretario general asistente del sindicato británico de artistas, dice que nadie se convirtió en músico para hacer mucho dinero.

"Lo haces porque te gusta y porque es lo que quieres hacer", argumenta.

"Pero necesitas buenos músicos para crear la música que todos amamos y a menos que sean recompensados, a menos que puedan pagar las cuentas, se apartarán de ello".

Puede ser una perspectiva preocupante.

Sin embargo, los Rolling Stones dicen que es "bastante probable" que emprendan otra gira el año entrante.

Así que hay pocas posibilidades de que Mick Jagger y compañía se aparten del camino de la música por el momento.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.