Última actualización: lunes, 12 de julio de 2010 - 00:05 GMT

Mundial Sudáfrica 2010: Un océano rojo inunda a Madrid

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Un océano rojo inunda España, a sus principales ciudades, a Madrid, donde más de 300.000 personas saltan y corean a lo largo del Paseo de la Castellana a todo pulmón: "Campeones, Campeones".

España ha ganado por primera vez el Mundial de futbol en una final de infarto contra Holanda. Los españoles gritan y bailan después de suspirar y temblar durante todo el partido.

Los madrileños celebran la victoria en una fuente de la ciudad.

"Esto es muy grande, muy grande. Me da igual la crisis, somos campeones", dijo un aficionado.

"Esto es muy grande, muy grande. Me da igual la crisis, somos campeones", comentaba entre sollozos el madrileño Andrés Avilés mientras veía en una pantalla gigante como el entrenador Vicente del Bosque levantaba la copa.

"Nos lo merecíamos, Holanda tuvo sus ocasiones pero jugó muy a lo bestia. ¿Qué tal la patada karateca que le dieron en el pecho a Xavi Alonso?", subrayaba.

clic Lea: ¡ESPAÑA CAMPEÓN!

Océano rojo

Desde el estadio Santiago Bernabeú se extiende hacia la fuente de Cibeles el océano rojo, camisas de la selección, pelucas amarillas, oleadas de calor intenso y de ruido ensordecedor. Pocas camisas azules, el uniforme de suplente que curiosamente le ha dado suerte a España en momentos decisivos como los partidos contra Chile, Paraguay y ahora la final.

Aficionados celebran la victoria en la plaza de España de Barcelona

Miles de aficionados festejaron la victoria en las calles de Barcelona, el día después de una marcha catalanista.

De camino a Cibeles un hincha de La Roja desahoga su nerviosismo. "¡Menuda final!, ¡cómo nos hizo sufrir Holanda y el árbitro! Se dedicó a sacar tarjetas amarillas cuando hubo varias jugadas que eran de expulsión. Pero ya da igual, ¡joder Pepe -se dirige a un amigo- que somos campeones!", comenta mientras se diluye entre la multitud.

Entre las camisas brota alguna de Naranjito, la mascota del Mundial que organizó España en 1982. "Nuestro Naranjito es mucho Naranjito, se comió a la Naranja Mecánica, le sacamos el zumo", sonríe otro aficionado ebrio por el ruido de los pitidos.

A su paso cánticos: "¡España entera se va de borrachera! ¡Yo soy español, español, español!", inmigrantes africanos, latinoamericanos y turistas extranjeros luciendo la camisa Roja. "¡No me gusta el fútbol pero me encanta la alegría de España!, ¡que viva!", decía la estadounidense Julie Smith mientras se unía a la fiesta.

"Cambiamos de mentalidad"

"¡No me gusta el fútbol pero me encanta la alegría de España!, ¡que viva!"

Julie Smith, turista estadounidense en Madrid

El catalán Pep Gamarra observa el océano desde su apartamento madrileño. "Estoy emocionado. Hemos visto el partido varios amigos de diferentes nacionalidades: Argentina, Italia, Brasil… Todos lo hemos compartido"

"Creo que es un triunfo muy significativo, es un cambio de mentalidad de España muy grande. Antes nos sentíamos chiquitos ante rivales como Alemania o Argentina", detalla mientras observa el mar de cabezas que se dirige a Cibeles.

Justo el día anterior una marcha multitudinaria también llenó las calles de Barcelona para reivindicar a Cataluña como una nación. La base de la selección España es el Barcelona y algunos de los goles decisivos los han anotado jugadores del equipo catalán, como Puyol o Iniesta.

clic Lea: Miles piden en Barcelona que Cataluña sea reconocida como nación

"Pero podría ser Ramos (del Real Madrid). Eso no importa. Lo importante es que estos jugadores, muy competitivos, que han jugado en competiciones muy importantes como la Champions League, han demostrado que se puede. Hemos dejado la fatalidad que siempre nos acompañaba", agrega Gamarra. Y es que en Barcelona también se ha celebrado el triunfo a lo grande, miles de personas han llenado las principales calles del centro.

Recepción el lunes en Madrid

Aficionados celebran la victoria en Madrid

El final del partido rompió el embalse de gente apiñada en bares y casas.

La madrileña María Teresa Rodríguez mira con distancia la celebración. "Me gusta que haya ganado pero no sé, me parece que hay cosas más importantes en la vida como para paralizar toda una ciudad. Madrid durante el partido parecía una ciudad fantasma. Salí a caminar por el centro y no me encontraba a nadie".

El final del partido rompió el embalse de gente apiñada en bares y casas. El valenciano Federico Vidal recuerda los mundiales pasados. "No nos había acompañado la suerte. Nunca pasábamos de cuartos de final. Habíamos perdido la ilusión de ganar pero esta selección lo ha hecho muy bien, ha sido fantástico", comenta.

El océano de gente se atasca en la Fuente de Cibeles, allí la diosa luce una bufanda de España bajo un calor pegajoso. Casi nadie habla del pulpo Paul a pesar de su acierto con España. La gente habla de Iniesta, de Casillas, del entrenador Vicente del Bosque.

"Es un hombre que parece que no tiene sangre en las venas pero ha hecho a la selección española campeona del mundo. No tenía el apoyo de todos pero ahora todos le queremos", subraya Elena Climent.

Este lunes se espera la llegada de la selección española a Madrid. Se espera que otro océano rojo salga a recibirles en el autobús en el que se pasearán con la copa del Mundo.

Resultados

¿Qué le pareció la Copa del Mundo?

  •  Increíble, mejor de lo que esperaba

    28%
  •  Estuvo bien, pero pudo ser mejor

    30%
  •  Defraudó, hubo un fútbol muy pobre

    18%
  •  Terrible, demasiados errores arbitrales

    16%
  •  No me interesa, menos mal que ya terminó

    8%

Votos emitidos: 11263

Voto cerrado: 26 July 2010

Sudáfrica 2010

  • De nuestros enviados

  • El color del mundial

    • VeaDur: 01:31

  • La otra cara

  • En imágenes

    • Vea más fotos

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.