El cine fuma cada vez menos

Audrey Hepburn
Image caption La boquilla de Audrey Hepburn, algo que ya no se ve en las películas.

El cigarrillo en las manos de Humphrey Bogart, el mítico Rick de Casablanca, o la inacabable boquilla de la Holly Golightly que encarnó Audrey Hepburn en la adaptación de la novela Desayuno en Tiffany’s de Truman Capote, es, cada vez más, cosa del pasado.

Y es que algo así como "saca del bolsillo un encendedor y enciende el cigarrillo" desaparece poco a poco de los guiones cinematográficos.

Un estudio de la Universidad de California sobre el uso del tabaco en las películas más vistas en los Estados Unidos entre 1991 y 2009 ha concluido que cae el número de personajes que aparecen fumando en pantalla "por exigencias del guión".

De acuerdo con la investigación, entre los largometrajes que estuvieron en algún momento entre los diez más vistos el año pasado, los personajes aparecieron fumando en 1.935 ocasiones.

Esto supone algo menos de la mitad de las 4.000 escenas en que los personajes aparecían con cigarrillos en 2005.

Caída insuficiente

Stan Glantz, que dirigió el estudio, dijo que ha quedado demostrado que Hollywood "es perfectamente capaz de hacer películas sin mostrar tantos fumadores y que la gente todavía va a verlas".

Pero todavía se puede ver a los héroes y villanos fumar en la pantalla, algo que los autores del informe influye en que los jóvenes adopten ese hábito.

"Hay una caída en la moda, lo que es bueno apreciar. Pero no hemos hecho ni de cerca progresos suficientes", declara Ursula Bauer, del Centro de Control de Dolencias.

Los autores del informe recomiendan que se tengan en cuenta la aparición de actores fumando a la hora de calificar las películas como no recomendadas para menores.

También, estiman que deberían mostrar serias advertencias con los riesgos para la salud derivados del tabaquismo.

Contenido relacionado