EE.UU.: tribunal especial para veteranos de guerra

Soldados de EE.UU.
Image caption Estiman que el 30% de los soldados que estuvieron en Afganistán sufre algún desorden vinculado al estrés.

El número de veteranos de guerra que tienen problemas con la ley como resultado del abuso de sustancias y el estrés que sufrieron en la batalla, han crecido hasta el punto de que en la ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos, se creó una nueva corte para tratar especialmente estos casos.

El corresponsal de la BBC, David Willis, tuvo la ocasión de conocer a algunos de los primeros ex soldados que se encuentran ante el juez.

Delton Baker Junior tiene el aspecto de un militar. Está de pie en posición recta y viste un traje negro y una corbata. Durante ocho años su hogar fue el campamento de Pendleton de una base naval cerca de San Diego, en California.

De ahí su regimiento hizo viajes de servicio a Granada, Líbano y a la Prefectura de Okinawa, en Japón.

Ahí fue cuando empezó a sentirse enfermo y comenzaron sus problemas.

"Empecé a encontrar que tenía dificultades con mis rodillas", le dijo Baker, de 50 años, a la BBC.

"Estaban débiles y era cada vez más difícil seguir el entrenamiento", detalló.

Después de salir del ejército, Baker fue diagnosticado de trastorno por estrés postraumático. Incapaz de encontrar un trabajo, se dio a la bebida y las drogas y prontó empezó a tener problemas con la ley.

"Cuando salí de servicio parecía que no había nada más que pudiese hacer", dijo. "Así que caí por el barranco".

Baker fue el primer caso juzgado en la recientemente creada corte para veteranos de Los Ángeles.

Como condición para participar en el programa, se declaró culpable de cargos de posesión de estupefacientes.

Delitos no violentos

La corte, que se reunirá de forma semanal, está dirigida a antiguos soldados que sufren de trastorno de estrés postraumático y otras enfermedades mentales, como una lesión cerebral traumática.

El programa voluntario les permitirá recibir tratamiento en lugar de prisión. El esquema, que sólo está abierto a veteranos acusados de delitos no violentos, ha sido probado en otros lugares de EE.UU. y se ha considerado exitoso.

"Estas personas se pusieron al servicio de su país, expusieron su piel por el resto de nosotros y algunos -debido a sus experiencias- son más vulnerables a consumir drogas y alcohol y también a padecer enfermedades mentales", afirma Michael Tynan, juez de la Corte Superior de Los Ángeles, quien preside los casos de los veteranos.

Dependiendo de los delitos cometidos, los veteranos pueden ser trasladados a recibir tratmiento dentro de la red de cuidados clínicos del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) estadounidense.

Los ex soldados serán supervisados durante un período de tiempo. Si violan las condiciones de la corte, sus penas serán aumentadas.

El ex comandante de tanque Alex Barlow, de 48 años, fue diagnosticado de desorden bipolar, después de dejar el cuerpo de marines de EE.UU.

Pasó varios años en el conocido distrito de Skid Row de Los Ángeles, que tiene la mayor cantidad de población de vagabundos, y también se dio al alcohol y las drogas.

Será el segundo caso que se presente a la corte y también acordó unirse a un programa del VA tras declararse culpable de robo menor.

Luego del tratamiento afirma que está deseando encontrar finalmente un tejado bajo el que alojarse.

"Está bien sentir que alguien reconoce que tengo un problema en lugar de ser yo el problema", le dijo a la BBC.

Veteranos sin techo

Image caption El programa les permite a los veteranos recibir un tratamiento en lugar de ir a prisión.

El VA estima en 131.000 ex soldados los vagabundos que pueden encontrarse en la calle en cualquier noche.

En Los Ángeles, la ciudad que se cree tiene la mayor cantidad de personas sin hogar de EE.UU., unos 8.000 veteranos de guerra duermen en la calle.

El trabajador social Sergio Antoniuk ve una relación directa entre el número de veteranos durmiendo en las calles y las cifras que sugieren que más de un 30% de las tropas que vuelven de Irak o Afganistán podrían sufrir cualquier tipo de trastorno mental relacionado con el estrés.

"Es muy importante que se evalúen las necesidades de este colectivo y que se creen programas para que puedan ser rehabilitados", le dijo a la BBC.

Así parece confirmarlo la visión de los ex soldados.

"Alguno de nosotros hemos atravesado momentos muy duros y si no tienes a nadie con quien hablar, las experiencias se acumulan dentro de ti y ahí es cuando comienzan los problemas. Creo que muchos de nosotros necesitamos que alguien se siente y nos escuche", concluye el ex soldado Baker.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.