El cine mudo regresa a Bolivia

Escena de la película "Wara Wara". Gentileza: Cinemateca Boliviana
Image caption A "Wara Wara" se lo considera "el largometraje de oro" del cine mudo boliviano.

Desde este jueves, Bolivia se embarca en un viaje por el tiempo. La pantalla grande le permite retroceder 80 años y regresar a la época del cine mudo con el reestreno de la película indigenista "Wara Wara".

El largometraje es esperado con expectativa porque su recuperación y restauración son dignas de otro guión cinematográfico.

El filme, considerado "el largometraje de oro" de la época silente del cine boliviano, se ubica en el período de la conquista y es una historia de amor entre un capitán español y una princesa indígena.

Pero tras 1930, fecha del estreno de la obra, otra historia se empezaba a tejer en torno a la cinta.

El ex director de la Cinemateca Boliviana, Pedro Susz, le cuenta a BBC Mundo que "han ocurrido varias cosas casi milagrosas para que este reestreno sea posible".

Desaparecida por 60 años

Los rollos de nitrato de esta película permanecieron desaparecidos por 60 años, hasta que, después de tanta búsqueda, fueron hallados en el sótano de una casa de La Paz.

La casa en cuestión pertenecía a la primera esposa del director de la película, José María Velasco Maidana. La mujer falleció semanas después de entregar el material.

Allá había un baúl que nadie había abierto por más de 50 años. Hasta que llegaron los miembros de la Cinemateca Boliviana para descubrir "el cofre de los tesoros", porque no sólo estaban los rollos de la película, sino que había pinturas, partituras de música y recortes de prensa del director.

Susz cuenta que, desde entonces, pasó meses clasificando el material para hacer un primer armado de lo que podría haber sido la trama de "Wara Wara".

La única referencia que existía eran unos recortes de prensa que hablaban sobre la historia de la película.

En caja blindada a Alemania

Susz cuenta que entonces "empezó otra odisea", la de encontrar un laboratorio dispuesto a pasar los negativos del nitrato al acetato.

Image caption La película cuenta la historia de amor entre un capitán español y una princesa indígena.

Finalmente, se encontró uno en Alemania, pero ninguna compañía transportadora quería llevar un material tan inflamable como el nitrato, por lo que se tuvo que mandar a construir una caja metálica blindada.

El realizador boliviano, Fernando Vargas, quien estuvo a cargo de la reconstrucción argumental, cuenta -en un artículo publicado en el diario La Razón- que el laboratorio alemán tampoco pudo reconstruir la totalidad de los rollos y la parte que faltaba era precisamente el final de la película.

Finalmente, el material fue enviado a Italia para su restauración digital. Fue allá donde se pudieron restaurar todos los rollos y conocer el final.

Para ojos contemporáneos

Susz dice que la película es muy cercana a la que se vio en 1930, pero "no podemos garantizar que sea la historia exactamente como se contó entonces".

Entre las novedades está el hecho de que no habrá una orquesta en vivo haciendo la musicalización, sino que se introdujo una banda sonora con las partituras encontradas en "el cofre de los tesoros".

La película viajará a otros países, donde se mostrará no sólo la historia de la conquista española, sino el empeño por reconstruir una película que sólo existía en negativos de cámara y que ni siquiera tenía testigos para contarla.