Renace el imperio británico en la Eurocopa 2016: Gales e Inglaterra a octavos de final

Aaron Ramsey Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Aaron Ramsey abrió la cuenta en la goleada de Gales sobre Rusia.

Si clasifica, Gales es protagonista.

Más de 50 años después de jugar la fase final de un torneo internacional, la selección del dragón llegó y se clasificó a los octavos de final al golear a Rusia 3-0.

Inglaterra también avanzó a la siguiente ronda al empatar sin goles contra Eslovaquia para completar el dominio británico en el grupo B de la Eurocopa 2016.

Lo que se vivió en Toulouse fue una fiesta para el fútbol de Gales, que desde el inició sorprendió a Rusia y la atacó sin tregua.

La presión tuvo efecto en el minuto 10 cuando Aaron Ramsey recibió un pase milimétrico de Joe Allen y definió picando la pelota por encima del portero.

Pero los dirigidos por Chris Coleman no cambiaron el guión y diez minutos después apareció el héroe menos esperado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Desde 2014 sólo Gareth Bale y Aarton Ramsey habían anotado goles para Gales hasta que apareció Neil Taylor, eso sí, en dos oportunidades,

El lateral izquierdo Neil Taylor se proyectó por su banda y se encontró con un balón rebotado de un defensa ruso para quedar cara a cara frente al portero. Tras un primer intento fallido, la pelota volvió a quedar en sus pies y en la segunda oportunidad no perdonó.

Fue el primer gol de Taylor como internacional y el primero de su carrera desde abril de 2010, cuando convirtió para el Wrexham en el fútbol semiprofesional de Inglaterra.

Gareth Bale sentenció en la segunda parte y se convirtió en el goleador de la Eurocopa con tres tantos.

Para Gales significa su primera clasificación a la segunda ronda de un gran torneo desde que lo hiciera en la Copa del Mundo de 1958, cuando un gol de Pelé los dejó fuera del mundial.

Sin ideas

El avance británico se confirmó en Saint-Etienne, donde Inglaterra consiguió su pase a octavos de final al empatar sin goles frente a Eslovaquia.

Fue un partido dominado completamente por el equipo de Roy Hodgson, pero en el que no encontró el camino del gol, acusado por la falta de ideas de sus delanteros.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption No pudo ser para Inglaterra, que lo intentó de todas las formas posible para batir a Eslovaquia.

Eslovaquia se dedicó a aguantar las ofensivas de Inglaterra -sólo tuvo tres intentos en todo el partido por 17 de los ingleses- confiado que el punto le permitirá clasificar a la siguiente ronda como uno de los mejores terceros.

En el último lugar del grupo quedó Rusia, la gran decepción, que deberá cambiar mucho si desea disfrutar de la próxima gran fiesta del fútbol, la Copa Mundial de 2018, en la que serán los anfitriones.

Este martes se definirán los grupos C y D, con dos de los principales favoritos al título en acción, Alemania y España.

Contenido relacionado