Alemania se sacude el yugo de Italia y avanza a semifinales de la Eurocopa 2016

Mesut Özil Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Özil fue el primero en reaccionar cuando el centro de Hector se desvió levemente en un defensa.

Y a la novena oportunidad fue la vencida. Alemania por fin pudo ganarle a Italia un duelo en la fase final de un torneo de fútbol y clasifica a las semifinales de la Eurocopa 2016.

Luego que el partido había finalizado con empate a uno gracias a los goles de Mesut Özil y Leonardo Bonucci llegó la definición por penales donde chocaron dos estadísticas.

Por un lado, Italia nunca había perdido en ocho partidos en una Eurocopa o Mundial de fútbol -técnicamente todavía no lo ha hecho ya que el juego de este sábado se cuenta como empate-, pero por el otro Alemania no había perdido en una tanda de penales en más de 40 años.

La tensión se mantuvo desde los once metros, ya que hubo tres fallos por equipo durante los primeros cinco lanzamientos.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Zaza entró segundos antes que terminará el partido en un cambio estratégico para que lanzara un penalti, y en la primera pelota que tocó mandó el balón a las gradas.

La paridad se mantuvo hasta el noveno turno, cuando el portero Manuel Neuer le paró el disparó a Matteo Darmian y Jonas Hector pudo batir a Gianluigi Buffon.

Su rival en semifinales saldrá del partido entre Francia e Islandia de este domingo.

Máxima tensión

Fue un partido táctico, de pocos espacios. Alemania copió el dibujo defensivo de Italia y la reto a un juego de ajedrez en el centro del campo.

Por eso no fue sorpresa que su primer disparo a portería fuera a cuatro minutos para el final de la primera parte.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Muller encuentra el hueco para disparar a puerta, pero...
Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption ... una espectacular acrobacia de Florenzi impidió que rompiera su sequía en la Eurocopa.

La situación cambió en el segundo tiempo, cuando Alemania comenzó a mover más rápido la pelota y a forzar a Italia a estirar un poco más sus líneas.

Fue así que llegó el gol, cuando Mario Gómez salió del área para combinar con Hector y el centro del lateral alemán se desvió levemente hacia el área, descolocando a la defensa italiana.

El más rápido en reaccionar fue Mesut Özil, quien remató con potencia para batir a Buffon.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Bonucci mantuvo la calma para convertir el primer penalti de su carrera profesional en tiempo reglamentario.

A partir de allí creció el dominio de los dirigidos por Joachim Löw, que fueron moviendo y escondiendo la pelota para la frustración de Italia.

Pero cuando parecía que tenían completamente el control, llegó la jugada más inverosímil del torneo. En un balón bombeado al área, el defensa alemán Jerome Boateng levantó los dos brazos y no pudo evitar que la pelota pegara en sus manos tras el cabezazo de Chiellini.

El penalti fue transformado por Bonucci.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption ¿Alguna duda? Un error infantil de Boateng permitió el empate de Italia cuando mejor jugaba Alemania.

El gol apretó el botón de reiniciar al partido, que volvió al mismo miedo táctico del comienzo, en el que los dos equipos no quisieron arriesgar demasiado en ofensiva.

El marcador se mantuvo igualado hasta los penaltis, donde hubo igual paridad y fallos hasta la definición de Hector.

La victoria le permite a Alemania seguir en la búsqueda de su cuarto título europeo.

Contenido relacionado