Las nuevas reglas que amenazan con una lluvia tarjetas en el inicio de la Liga Premier, el campeonato de fútbol más rico del mundo

Jugadores de Manchester United y Leciester Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La Premier quiere evitar que los jugadores se sientan con el derecho de refutar agresivamente la decisiones de los árbitros.

El fútbol inglés se cansó de la mala imagen que proyectan los jugadores sobre un campo de fútbol, que a su juicio perjudica el espectáculo por el que se ha pagado más de US$8.000 millones para ver en todo el mundo.

Es por eso que en una decisión en conjunto entre La Liga Premier, la Asociación de Fútbol (FA, por sus siglas en inglés) y las divisiones inferiores aprobaron una serie de medidas para reducir el "comportamiento intolerable" de los futbolistas y entrenadores.

Tarjetas en la Liga Premier 2015-2016

59 rojas

  • 1.186 amarillas

Getty

En un comunicado, los tres organismos expresan que la conducta sobre el terreno de juego llegó a niveles inaceptables y que castigará con rigurosidad a quienes infrinjan las nuevas reglas.

A partir del comienzo de la nueva temporada en agosto, se mostrarán tarjetas rojas a los jugadores que confronten a los árbitros de forma agresiva y a aquellos que utilicen un lenguaje ofensivo o hagan gestos hacia ellos.

Hay líneas que no se deben cruzar

Richard Scudamore

Este tipo de prácticas no fueron castigadas durante las últimas cinco temporadas, período en el que no se registró ninguna expulsión, pero el presidente de la Liga Premier, Richard Scudamore, considera que los jugadores están abusando del uso de insultos y vocabulario ofensivo.

"Hay cosas que pasan en el calor del momento durante un fútbol que es muy rápido y altamente competitivo. Todavía queremos ver la pasión que los aficionados disfrutan y demandan, pero los jugadores y entrenadores deben estar conscientes que hay líneas que no se deben cruzar", advirtió Scudamore.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Arsene Wenger y José Mourinho son dos técnicos que no suelen respetar el área técnica reservada para ellos.

Los árbitros también estarán en capacidad de restringir la movilidad de los entrenadores durante los partidos, que estará limitada al área técnica reservada al borde del campo.

Entre las ofensas que serán merecedoras de tarjeta amarilla se encuentran:

  • Comportamiento visiblemente irrespetuoso hacia cualquier oficial.
  • Una reacción agresiva a las decisiones.
  • Confrontar cara a cara a un árbitro.
  • Correr hacia un árbitro o juez de línea para rebatir una decisión.
  • Insultar, lenguaje ofensivo o abusivo y gestos contra los árbitros del partido.
  • Contacto físico, sin agresión, con cualquier árbitro.
  • Amonestación a por lo menos un jugador cuando dos o más miembros del equipo rodean a un árbitro.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Se prevé que haya un aumento de tarjetas en los primeros partidos de la nueva temporada en el fútbol inglés.

Los comportamientos que puede ser motivo de expulsión son:

  • Confrontar directamente a un árbitro y utiliza insultos, lenguaje ofensivo y abusivo o gestos hacia él.
  • El contacto físico agresivo o amenazante contra un árbitro.

El comienzo oficial de la temporada en la máxima categoría del fútbol inglés será el próximo 7 de agosto con la disputa de la Community Shield o Supercopa inglesa entre el Lesicester City, campeón de la Premier, y el Manchester United, titular de la Copa FA.

Ese día se verá si la nueva regla efectivamente se traduce en una lluvia de tarjetas.