Atacan un autobús con periodistas en las Olimpiadas de Río 2016

Autobús con vidrios rotos Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Dos pasajeros sufrieron cortes menores debido a esquirlas de vidrio, según informes.

Un autobús que transportaba periodistas entre dos sedes en las Olimpiadas de Río 2016 fue atacado este martes.

Los vidrios del vehículo se quebraron tras un estruendo y hubo alarma entre los pasajeros cuando en principio pensaron que habían sido blanco de un tiroteo o balas perdidas.

Sin embargo, no está claro qué causó el impacto y la policía no descarta que se haya tratado de un ataque con piedras, según la prensa local.

Dos pasajeros sufrieron cortes menores causados por esquirlas de vidrio.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La periodista Joanna Moyse tras el ataque. Los pasajeros se tiraron rápidamente al piso al sentir el estruendo y en un principio se temió que se tratara de un tiroteo.

El autobús viajaba desde el complejo deportivo de Deodoro y el principal centro de prensa en Barra da Tijuca.

"Se sintió un ruido cómo un crack", dijo un fotógrafo de la agencia británica Press Association.

"Todo el mundo se tiró al piso".

"Las dos ventanas no se rompieron inmediatamente. Una de ellas lo hizo cuando habíamos reanudado la marcha", agregó el fotógrafo.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption La policía no descarta que se haya tratado de un ataque con piedras.

"Escuchamos dos impactos en el lado derecho del bus, dos ventanales se quebraron. La confusión era si eran balas o piedras", le contó a la agencia AFP Gastón Sainz, periodista del diario argentino La Nación.

"Nos tiramos al piso y a los dos minutos vino la policía, paró el micro y nos escoltó hasta el centro de prensa con los vidrios rotos", añadió.

El incidente se registró cerca de las 20:00 hora local (23:00 GMT) a la altura de Curicica, una localidad cercana a Ciudad de Dios, una favela con altos índices de violencia.

El periodista Bernardo Cruz, de la publicación Lance, que volvía de la competencia de básquetebol, dijo que no es posible afirmar si se trató de balas perdidas o piedras. El periodista dijo a la prensa local que no se encontraron proyectiles.

Deodoro es el mismo lugar donde una "bala perdida" alcanzó el centro de prensa del complejo el fin de semana, sin que se sepa hasta ahora de dónde partió.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La policía militar aumentó el patrullaje en la zona.

El comité organizador de los juegos, Comité Río 2016, emitió el siguiente comunicado:

"De acuerdo al relato del conductor, uno de los autobuses del sistema de transporte de prensa dejó la sede Arena de la Juventud en Deodoro cerca de las 19:30 del 9 de agosto en dirección al Parque Olímpico en Barra.

"Cuando se desplazaba por la Vía Expressa Transolímpica, en las proximidades de Curicica, el conductor escuchó un ruído, y en un principio se pensó que se había caído un equipo de fotografia.

"Al ver por el retrovisor percibió que los pasajeros estaban en el piso.

"Siguió conduciendo hasta ver un vehículo policial. En ese momento percibió que dos vidrios del mismo lado del autobús estaban quebrados.

"Dos pasajeros presentaron heridas leves causadas por trozos de vidrio.

"El autobús será sometido a pericia policial.

"El coordinador de área de la policía militar informo que aumentó el patrullaje en la zona".

Temas relacionados