La polémica por la obligación de llevar velo que provocó que jugadoras llamen a boicotear el mundial de ajedrez en Irán

Jugadoras de ajedrez con velo Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El mundial de ajedrez femenino en Irán está programado para febrero de 2017.

El ajedrez es un deporte en el que no todos los días se producen fuertes controversias.

Sin embargo, esta vez la polémica se desató menos de 48 horas después del anuncio de que Irán será la sede del campeonato mundial de ajedrez femenino.

El motivo es la obligación existente en ese país de llevar en la cabeza un hiyab o velo en lugares públicos.

Un grupo de jugadoras, lideradas por la campeona de Estados Unidos, Nazí Paikidze-Barnes, amenazan con boicotear el evento deportivo debido a la imposición de la vestimenta.

De hecho, Paikidze-Barnes anticipó el jueves que no participará en la cita si no cambia la situación.

"Esto es un problema relacionado con los derechos de las mujeres. Los deportes deberían estar libres de este tipo de discriminación".

Carla Heredia, excampeona panamericana de ajedrez.

"Creo que es inaceptable realizar un campeonato mundial femenino en un lugar donde las mujeres no tienen básicos derechos fundamentales y son tratadas como ciudadanos de segunda clase", afirmó la ajedrecista.

Mientras tanto, la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) pidió a las jugadoras que respeten "las tradiciones culturales de cada país".

Derechos de autor de la imagen Instagram Nazí Paikidze-Barnes
Image caption "No voy a apoyar la opresión a las mujeres vistiendo un hiyab", dijo Nazí Paikidze-Barnes.

Discriminación sexista

Las leyes en Irán disponen que las mujeres deben llevar un hiyab en la cabeza en lugares públicos, caso contrario pueden ser arrestadas, multadas o reprimidas por la "policía moral".

El velo, una antigua prenda musulmana, es una imposición vigente desde la llamada Revolución Islámica de 1979.

En anteriores torneos internacionales de ajedrez jugados en Irán, las ajedrecistas llegadas de otras países usaron hiyab durante sus partidas.

La excampeona panamericana Carla Heredia, ecuatoriana con nacionalidad estadounidense, es otra de las deportistas que llama a las jugadoras a rechazar la imposición.

"Esto es un problema relacionado con los derechos de las mujeres. Los deportes deberían estar libres de este tipo de discriminación", señaló la jugadora en una entrevista con CNN.

Por su parte, la campeona estadounidense Paikidze-Barnes publicó en Instagram que para ella es un privilegio representar a su país y "no poder hacerlo debido a cuestiones religiosas, políticas y sexistas es muy decepcionante".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Vestir velo en lugares públicos es una obligación en Irán desde 1979.

En defensa de Irán

La Federación Internacional de Ajedrez dio a conocer que Irán fue elegida como sede del torneo mundial debido a que ningún otro país se ofreció.

La entidad añadió que todavía ninguna de las federaciones nacionales realizó alguna queja pese a los reclamos de las jugadoras.

La copresidenta de la comisión para el ajedrez femenino de la FIDE y famosa exajedrecista profesional Susan Polgar pidió a las jugadoras respetar las "tradiciones culturales de cada país".

"Me gusta mostrar respeto vistiéndome de la manera tradicional en cada lugar. Yo personalmente no tendría problemas en usar el hiyab", afirmó la excampeona mundial.

Por su parte, Mitra Hejazipour, ajedrecista iraní que tiene el título de Gran Maestra Internacional, criticó a sus compañeras por intentar boicotear la cita deportiva.

"Este mundial va a ser el mayor evento deportivo femenino en la historia de Irán, no es justo llamar a un boicot. Este campeonato es importante para las mujeres iraníes. Es una oportunidad para demostrar nuestra fuerza", señaló la deportista al diario británico The Guardian.

El Campeonato Mundial de Ajedrez Femenino debería comenzar el 10 de febrero de 2017 en Teherán y continuar hasta el 24.

A menos que la idea del boicot se mantenga, un total de 64 jugadoras disputarán el título que en 2016 ganó Hou Yifan, de China.

Temas relacionados

Contenido relacionado