Brasil: el Chapecoense volvió a las canchas después del trágico accidente aéreo

Follmann, con la copa Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Follmann, quien sufrió la amputación de una parte de la pierna derecha, entró al campo en silla de ruedas y se deshizo en lágrimas cuando tocó el césped del estadio Arená Condá.

El "huracán del oeste" volvió a las canchas.

Menos de dos meses después del trágico accidente aéreo que le costó la vida a 19 de sus jugadores, el club brasileño Chapecoense volvió a jugar un partido de fútbol.

Sucedió este sábado en la tarde, en un partido amistoso frente al famoso Palmeiras.

El partido terminó empatado 2-2, sin embargo fue lo de menos ante la emotividad que generó el regreso del equipo de la ciudad de Chapecó.

El regreso

Chapecoense, que jugaba de local, entró en acción con unaplantilla totalmente renovada.

Durante el juego, el club de Chapecó mostró garra y vocación ofensiva, realizó un partido sólido y jugó de igual a igual frente al actual campeón brasileño.

Douglas Grolli y Amaral pusieron los dos goles del Chapecoense, mientras que Raphael Veiga y Vitinho marcaron para el Palmeiras.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Entre lágrimas, las mujeres de los jugadores fallecidos del Chapecoense recibieron las medallas que acreditan a las víctimas del accidente como campeones póstumos de la Copa Sudaméricana.

Hinchas, jugadores y familiares de los fallecidos aplaudieron, lloraron y cantaron juntos al grito de "Vamo, vamo, Chape", unaestrofa que se ha convertido en un cántico de guerra para el equipo después de la tragedia.

El homenaje

Los aficionados corearon mensajes de apoyo y ondearon banderas de Colombia, como agradecimiento por la ayuda que los colombianos prestaron tras la tragedia.

Vale recordar que, a pedido del Atlético Nacional, quien sería el rival en la final de la Copa Sudamericana de 2016, el campeonato fue concedida al Chapecoense.

El "huracán del oeste" se encontraba hace sólo siete años,en la Serie D del CampeonatoBrasileño.

Entre lágrimas, las mujeres de los jugadores fallecidos del Chapecoense recibieron las medallas que acreditan a las víctimas del accidente como campeones póstumos de la Copa Sudaméricana de 2016.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El nuevo Chapecoense.

Los tres futbolistas que sobrevivieron a la tragedia, Jackson Follmann, Hélio Neto y Alan Ruschel, levantaron el trofeo que tanto añoraron y merecieron el resto de sus compañeros.

Follmann, quien sufrió la amputación de una parte de la pierna derecha, entró al campo en silla de ruedas y se deshizo en lágrimas cuando tocó el césped del estadio Arená Condá.

La recaudación del partido amistoso de este sábado irá íntegramente para los familiares de las víctimas del accidente del avión de la aerolínea boliviana Lamia.

Temas relacionados

Contenido relacionado