La inesperada rebelión de los árbitros que tiene en un paro inédito al fútbol mexicano

Un árbitro expulsa a un jugador en la Liga Mx Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los árbitros mexicanos anunciaron que no se presentarían a los partidos de la jornada 10 de la Liga Mx, lo cual no tiene precedente.

El terremoto de 1985 provocó que dos partidos se aplazaran unos días, la epidemia de influenza en 2009 hizo que varios juegos se disputaran a puerta cerrada, pero hoy el balón en México por primera vez está detenido y sin una solución a la vista.

La Liga MX, el torneo de primera división, está en paro luego de que los réferis decidieron no presentarse a los partidos de la jornada 10, un hecho inédito en la época profesional del fútbol local.

Los silbantes exigen "respeto y no más violencia", situación que viene después de que dos jugadores hicieron movimientos físicos bruscos que los árbitros consideraron como agresiones en dos partidos de la Copa MX.

La Federación Mexicana de Fútbol (FMF) analizó los casos y anunció este viernes las sanciones, pero los directivos interpretaron que eran "intentos de agresión", lo que provocó la inusual respuesta de los árbitros que finalmente decidieron irse al paro.

"La Asociación Mexicana de Árbitros (AMA) no se hará presente en la Jornada 10 de la Liga MX. Luchando por el respeto dentro del terreno de juego", anunciaron los silbantes.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La AMA agrupa a casi 600 árbitros de las distintas divisiones del fútbol mexicano.

Para la FMF, el movimiento de los réferis es una "decisión que fue tomada de forma unilateral", según dijo en un comunicado oficial que informaba que no habría fútbol y que no existe una fecha de reanudación.

En un fútbol sumamente dominado por un grupo de dirigentes, la decisión tomó por sorpresa a la propia FMF, pero también a analistas que consideraban este paro como algo que era imposible de verse.

¿Cómo se llegó a esta rebelión de los árbitros?

"Agresión" o "intento de"

"Una sanción ejemplar" es lo que la AMA exigía a la Comisión Disciplinaria de la FMF que es la encargada de emitir las sanciones en la Liga Mx.

Lo exigían así luego de que, por una parte, el jugador Pablo Aguilar (Club América) dio un ligero cabezazo al réferi Fernando Hernández cuando le reclamaba por sus decisiones arbitrales en el partido América vs. Xolos, de la Copa MX.

En otro partido, Toluca vs. Monarcas Morelia, el jugador Enrique Triverio (Toluca) dio un sutil empujón al árbitro Miguel Ángel Flores al reclamarle por la expulsión de un compañero.

Derechos de autor de la imagen Twitter

Tanto en México como en otras ligas del mundo, la agresión de un jugador a un árbitro es considerada como una falta grave.

El reglamento mexicano dice que la sanción es de "1 año de suspensión" para el jugador involucrado, lo cual era exigido por la AMA.

Pero la FMF, al anunciar su sanción el viernes, indicó que Aguilar recibe 10 partidos de suspensión, mientras que Triverio se perderá ocho, ambos por "intento de agresión" a los árbitros.

"Quedamos muy mal todos porque nos estamos faltando al respeto. El futbol tiene situaciones, incidentes, acciones no deseadas que tenemos que evitar. Por eso todos tenemos que construir a partir de un pilar que se llama respeto", reflexionó el viernes Decio de María, el presidente de la FMF, al presentar las sanciones.

Pero el haber valorado los movimientos bruscos de los jugadores como "intento de agresión" hizo que la asociación de árbitros considerara que las sanciones no fueron aplicadas "con base al reglamento de sanciones ni de acuerdo al informe arbitral", dijo la AMA en un comunicado este sábado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Decio de María, presidente de la FMF, dijo que "en el verano" habrá modificaciones al reglamento y a los procedimientos para mejorar el respeto en el futbol.

¿Qué pasará?

A todo esto se suma el caso de Ricardo Peláez, presidente del Club América que es manejado poderoso consorcio de medios Televisa.

El directivo también fue sancionado económicamente por la FMF por haber "interceptado al árbitro" en un intento por evitar que Aguilar fuera reportado con una agresión al silbante.

Para algunos comentaristas mexicanos, la situación es reflejo de la influencia que tienen algunos equipos, cobijados por empresas de peso como Televisa y Tv Azteca, sobre el manejo del fútbol y por los cuales se les ha considerado como "los dueños del balón".

"Está grave crisis en el fútbol mexicano es resultado de la brutal y desaseada administración que implementó el big brother que todo lo decide… El fútbol se desmorona en los brazos de las televisoras, urgen cambios", opinó el analista Carlos Albert.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Algunos aficionados que no se enteraron del paro del fútbol mexicano llegaron a los estadios que estaban vacíos.

Pero lo que causó más sorpresa fue la postura firme de los árbitros de parar el fútbol, como nunca había ocurrido en el pasado.

"Bienvenida la dignidad arbitral bien encauzada", dijo el analista Roberto Gómez Juncoen su cuenta de Twitter.

"Ahora sí los árbitros son los que toman esta inmejorable oportunidad de demostrar que el gremio está unido y que ya basta de que les tomen el pelo y les falten al respeto", dijo el periodista Alejandro Blanco al portal RefereeMx.

"Los árbitros han tomado una decisión verdaderamente contundente y ojalá que la mantengan y que no vengan presiones", dijo Gerardo Velázquez al diario Récord.

Ante una situación como esta, la gran pregunta es cómo se podrá resolver, pues hasta este sábado las negociaciones estaban estancadas: ¿Cuándo volverá a rodar el balón en México y bajo qué condiciones aceptarán los árbitros volver a pitar?

Temas relacionados

Contenido relacionado