Estados Unidos gana por primera vez el Clásico Mundial de Béisbol, al derrotar 8-0 a Puerto Rico

El equipo estadounidense alza el trofeo tras ganar 8-0 a Puerto Rico en el Clásico Mundial de Béisbol en el estadio Dodger de Los Ángeles, en California, EE.UU. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los estadounidenses derrotaron 8-0 a los boricuas.

Estados Unidos ganó por primera vez el Clásico Mundial de Béisbol, al vencer a Puerto Rico, en la final que se jugó en el estadio Dodger de Los Ángeles, en California.

La novena estadounidense derrotó por 8-0 a los boricuas.

Este año, EE.UU. había logrado formar una poderosa selección con Alex Bergman, Chris Archer y Giancarlo Stanton como jugadores destacados.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Marcus Stroman estuvo intratable para los bateadores puertorriqueños.

El país norteamericano, que cuenta con la liga de béisbol más poderosa del mundo, sólo había podido llegar a las semifinales del campeonato en una ocasión, en 2013, y acabó en cuarto puesto.

Esta vez, llegó a su primera final de un clásico tras ganarle 2-1, a Japón, campeón de las dos primeras ediciones del Clásico.

Por su parte, la selección boricua sí había llegado hasta la final hace cuatro años, pero perdió frente a República Dominicana.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La selección de Puerto Rico también llegó a la final hace cuatro años, aunque perdió frente a República Dominicana.

La selección había ganado sus siete partidos clasificatorios del torneo 2017, pero la racha ganadora se le acabó hoy en la final.

El Clásico Mundial de Béisbol es el principal torneo internacional de este deporte. Empezó a celebrarse en 2006 y desde 2009 se realiza cada cuatro años.

Lo bueno y lo malo

Durante la edición de 2017, que se desarrolló entre el 6 al 22 de marzo, surgieron varios elementos que invitan al optimismo sobre el futuro de un torneo que ha sido cuestionado desde su fundación.

La confirmación de Italia y Holanda como países beisboleros muestra el crecimiento del deporte en un continente que históricamente se ha resistido a la pelota.

También está el surgimiento de otras naciones como Israel, la gran sorpresa, y Colombia, que estuvo cerca de vencer a los actuales campeones en el partido inaugural.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Colombia sorprendió gratamente en su debut en un mundial de béisbol.

El drama de muchos de los partidos, decididos en la última entrada o en extrainnings, le agregó un ingrediente especial al aspecto deportivo del campeonato.

En contraste, hubo factores de la organización que empañaron el torneo, como la confusión sobre la eliminación de México, lo difícil de seguir el campeonato con la división de las sedes y la diferencia horaria de los partidos y el escaso público en general (el duelo entre Italia y Venezuela fue visto por menos de 2.000 personas).

Tampoco ayuda jugar la final un miércoles.

La ausencia de muchas de las principales estrellas de las Grandes Ligas merma un poco el atractivo, aunque con la victoria de Estados Unidos puede que cambie la percepción del mundial en el país que inventó el deporte.

Habrá que esperar al 2021 para saber si la progresión del clásico continúa o por si el contrario nunca terminará de cuajar.

Temas relacionados

Contenido relacionado