Lo mejor y lo peor que dejó la 13ª fecha de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Rusia 2018

Danie Alves, Neymar y Paulinho Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Brasil sonríe y eso es síntoma claro de que la Canarinha está de vuelta.

El tiempo se acaba y la lucha cada vez se pone más tensa.

No por nada las eliminatorias sudamericanas son consideradas las más difíciles del proceso de clasificación a una Copa del Mundo.

Después de 17 meses y treces fechas, sólo cinco puntos separan al segundo clasificado del sexto y son seis los países que buscan tres cupos directos y el repechaje para poder llegar al Mundial de Rusia 2018.

El que falta será sin duda para Brasil, que ha sufrido una espectacular transformación desde que Adenor Leonardo Bacchi, mejor conocido como Tite, asumió las riendas de la selección tras la humillación sufrida en la Copa América Centenario en julio pasado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Paraguay fue una de las selecciones que regresó a la pelea por la clasificación al vencer a Ecuador.

La exhibición de la Canarinha en Montevideo fue una de las notas destacadas de la 13ª fecha de las eliminatorias, partidos que dejaron lecturas más allá de los marcadores.

¿Regresa el "jogo bonito"?

Brasil confirmó con su goleada 1-4 frente a Uruguay la rehabilitación de su fútbol, que pasó dos años moribundo desde el inolvidable 7-1 que le enfundó Alemania en el Belo Horizonte.

Bajo el mando de Dunga, la seleçâo pasó con más pena que gloria por la Copa América de Chile en 2015, fue eliminada en la primera fase de la Copa Centenario en 2016 y deambulaba en la sexta posición en el proceso de clasificación a Rusia 2018.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Uruguay no supo en ningún momento parar el poder ofensivo de Neymar y compañía.

Con esa Brasil fue que se encontró Tite, quien desde que llegó al banquillo ha tenido una influencia dentro y fuera del campo.

Recuperó a los jugadores psicológicamente tras la debacle del Mundial, les quitó presión a los jugadores al implementar la rotación de capitanes y hacerlos desempeñar funciones que normalmente ocupan en sus equipos.

Frente a Uruguay Firmino y Coutinho jugaron tal y como lo hacen en Liverpool, lo único que esta vez estuvieron acompañados por Neymar.

La figura del Barcelona se siente más libre que nunca y eso se refleja en la obra de arte que fue su gol.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La influencia de Tite ha sido fundamental para la recuperación del fútbol brasileño.

Tite también apostó por la generación que le dio a Brasil su primera medalla de oro olímpica, como Gabriel Jesus o Renato Bautista, y recuperó para el centro del campo al desterrado Paulinho, autor de tres goles en Montevideo.

Los resultados son inapelables. Brasil lleva siete victorias consecutivas por primera vez en la historia en eliminatorias -incluyendo goleadas sobre Argentina y Uruguay- y por primera vez ganó cuatro partidos de visitante.

La derrota, por su parte, deja a Uruguay mirando por el espejo retrovisor y la que parecía una clasificación tranquila corre el peligro de czomplicarse.

Pánico monumental

En Buenos Aires se vivió una fiesta, aunque la verdad es que ocurrió antes que empezara el partido.

Una vez se dio el pitazo inicial, el espectáculo que había surgido desde las gradas del estadio Monumental desapareció.

La batalla en la que se convirtió el partido tuvo pocos destellos de fútbol y la mayoría lo generó el equipo vestido de rojo, Chile, para la desesperación de la afición local.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Messi anotó el penal que le dio la victoria a una Argentina que "sufrió", como reconocieron sus jugadores, para contener a Chile.

Argentina jugó "diez puntos", aseguró su técnico Edgardo Bauza porque "ganamos", pero ni la victoria pudo ocultar el estado crítico en el que se encuentra la Albiceleste, incluso con Lionel Messi.

El principal diario deportivo de Argentina, Olé, reconoció que no había sido penalti la jugada y calificó de "piletazo" la caída de Ángel di María en el área, que a la postre definiría el partido.

Sin dos jugadores clave como Arturo Vidal y Marcelo Díaz, Chile se adueñó de la pelota en Buenos Aires en el segundo tiempo, acorraló a Argentina y desnudó a un equipo completamente roto entre la defensa y el ataque, que recurrió continuamente a las faltas para detener el juego del rival.

Hasta 26 infracciones cometió Argentina en una desconexión que dejó mudo al Monumental en el segundo tiempo.

El alivio llegó con el pitazo final, ya que Argentina logró tres puntos clave para la clasificación a Rusia.

En la pelea por sobrevivir

Colombia sufrió ante una Bolivia que nunca quiso jugar y abusó de las pérdidas de tiempo, pero consiguió la victoria y sigue en plena lucha por uno de los cupos al mundial del próximo año.

Los de Perkerman pudieron encarrilar el partido en la primera parte, pero la salida de Luis Fernando Muriel por lesión condicionó mucho su juego y después sufrieron hasta que llegó el tanto de James Rodríguez, quien volvió a fallar un penalti, pero logró convertir el rechace.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption No fue un partido fácil para Colombia frente a una selección que se sólo salió a defenderse.

Otro que también resucitó y se metió en la pelea fue Paraguay, que logró un importante triunfo ante Ecuador en Asunción.

La selección guaraní no fue superior, pero golpeó temprano con el tanto de Bruno Alves ante una dormida defensa ecuatoriana y después logró un colchón suficiente para aguantar las arremetidas de Ecuador en el segundo tiempo.

Ahora Paraguay podrá ir a Brasil a jugar sin presión y sabiendo que cualquier punto que pueda rescatar será bienvenido, mientras que Ecuador se jugará sus opciones mundialista frente a Colombia en Quito.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Nadie quedó contento en Maturín con el empate entre Perú y Venezuela.

El mayor damnificado de la fecha fue Perú, que si bien matemáticamente todavía puede acceder al Mundial, dejó buena parte de sus opciones al no poder ganar el partido clave que disputó contra Venezuela.

Lo único que le queda es ganar sus próximos cinco partidos, algo que nunca ha podido hacer desde que las eliminatorias asumieron el actual formato de todos contra todos para Francia 98.

El primero en su lista es Uruguay, el próximo martes.

CONMEBOL tras la 13ª fecha*
País PJ PG PE PP DG Ptos.
Brasil 13 9 3 1 22 30
Uruguay 13 7 2 4 10 23
Argentina 13 6 4 3 3 22
Colombia 13 6 3 4 1 21
Ecuador 13 6 2 5 5 20
Chile 13 6 2 5 3 20
Paraguay 13 5 3 5 -5 18
Perú 13 4 3 6 -2 15
Bolivia 13 2 1 10 -22 7
Venezuela 13 1 3 9 -15 6

Contenido relacionado