Ilie Nastase, el polémico capitán del equipo de tenis de Rumania, se disculpa por el comentario sobre Serena Williams

Ilie Nastase Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Ilie Nastase dijo que estaba pasando días difíciles.

De insuperable talento dentro de las canchas en los años 70, el ex número uno del tenis mundial se ve ahora en problemas fuera de ellas.

Ilie Nastase, actual capitán del equipo femenino de tenis de Rumania, tuvo que disculparse por los comentarios que hizo sobre el futuro hijo de Serena Williams.

También se refirió a su comportamiento durante el partido entre Rumania y Gran Bretaña en la Copa Federación, pero dijo que la reacción ante este había sido "exagerada".

Serena Williams, que acababa de anunciar su embarazo, acusó a Nastase de racismo por preguntar en una conferencia de prensa, el viernes 21 de abril, si el niño de la tenista sería "chocolate con leche".

Al día siguiente, en el partido entre la británica Johanna Konta y la rumana Sorana Cirstea, Nastase fue expulsado después de insultar al árbitro, Andreas Egli, a Konta y a su capitana, Anne Keothavong.

Nastase, de 70 años, dijo que su comentario sobre el bebé de Williams había sido "espontáneo".

Pero criticó a Konta, que empezó a llorar a causa del arrebato del tenista.

La Federación Internacional de Tenis (FIT) inició una investigación sobre los hechos.

"Reacción espontánea"

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Serena Williams anunció su embarazo con una foto en Snapchat.

Nastase, dos veces ganador de un torneo del Grand Slam, hizo la declaración sobre el hijo de la número uno del mundo antes del partido de la Copa Federación.

Luego de pedir disculpas por el comentario sobre Williams, agregó: "Realmente respeto a Serena, es una de las mejores jugadoras de tenis de todos los tiempos y sé cuánto trabajo hay detrás de esos resultados".

"En esa conferencia de prensa me preguntaron por el embarazo de Serena. Esa era la primera vez que oía hablar de su embarazo y mi reacción fue espontánea", explicó.

"Soy plenamente consciente de que nada puede excusar mis declaraciones, ni la tensión por un partido importante, ni mi actitud tradicionalmente irreverente, ni la desafortunada complicación de la situación", comentó.

"Desafortunadamente, ahora, a los 70 años, de alguna manera me pasa algo que nunca había querido, ni siquiera imaginado: sentir el tenis alejándose más de mí", dijo.

"Los últimos días han sido difíciles para mí"

El segundo arrebato de Nastase ocurrió cuando la rumana Cirstea vencía 2-1 a la británica Konta, en el segundo set del partido del sábado de la Copa Federación, desarrollado en la ciudad rumana de Constanza.

Pero la hinchada, de mayoría rumana, empezó a insultar a la británica, y tanto esta como su capitana, Keothavong, se quejaron ante el juez, Andreas Egli.

Fue entonces que Nastase insultó a los tres: Egli, Konta y Keothavong. Konta se puso a llorar.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Cuando el partido se reinició, después del arrebato de Nastase, Konta ganó cinco juegos seguidos y ganó el partido 6-2 6-3. De esta forma, Rumania y Gran Bretaña quedaron empatados 1-1.

Nastase fue expulsado de la cancha y luego recibió una suspensión provisional de la FIT. Además, el partido fue interrumpido por 25 minutos.

"Lo que sucedió en Constanza ha sido exagerado por todos", dijo el extenista.

Añadió que había hablado con el árbitro de una manera "civilizada", que no entendía por qué el partido había sido suspendido y que Konta no debía haber hablado con el árbitro.

"Los últimos días han sido difíciles para mí", continuó.

"Mis palabras durante la Copa Federación han causado controversia y molestado a la audiencia, la prensa y, lo que es más doloroso para mí, al mundo del tenis", lamentó.

"No intentaré defender mis palabras, pero puedo asegurarles que sólo surgieron de mi genuino deseo de defender al equipo rumano y al tenis rumano", aseguró.

Temas relacionados

Contenido relacionado