Taichí vs. MMA: la pelea de 20 segundos que dejó malherido al orgullo de China

Xu Xiaodong (derecha) y Wei Lei Derechos de autor de la imagen WEIBO/XU XIAODONG
Image caption Lo fugaz de la pelea contrasta con la duración del debate en internet.

Veinte segundos fueron suficientes para hacer tambalear una creencia de la que China ha estado convencida durante cientos de años.

Ese fue el tiempo que necesitó Xu Xiadong, experto en artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés), para humillar a Wei Lei, un maestro de taichí.

La pelea buscaba demostrar la vigencia de la tradicional arte marcial china como forma de combate, pero la realidad demostró todo lo contrario.

De allí que un empresario del gigante asiático ahora está ofreciendo una recompensa de US$1,45 millones a cualquier persona que sea capaz de vencer a Xu para recuperar el honor del popular arte marcial que es practicado por millones de personas en todo el mundo.

Derechos de autor de la imagen WEIBO/XU XIAODONG
Image caption Según Xu la verdadera duración del combate fue siete segundos.

La fugaz imagen de la pelea se hizo viral y ha generado un intenso debate en las redes sociales sobre la verdadera efectividad del taichí, que se basa en movimientos lentos y fluidos, para hacer frente a formas de combate mucho más agresivas como la MMA.

Versión moderna

El taichí también se asocia en el presente al mundo del fitness y del ejercicio ya que sus movimientos ofrecen claros beneficios al cuerpo, como mejorar la postura y reducir el estrés y la ansiedad.

Es muy popular entre la gente mayor en China, que suele practicarlo en parques públicos.

Sin embargo, su origen está ligado a la cultura de las artes marciales del imperio chino durante el siglo XVI.

Sus maestros son proyectados en películas y programas de televisión como héroes con poderes sobrenaturales, mientras que el novelista Louis Cha Leung-yung habla de épicas batallas en las que se enfrentan y derrotan a miles de invasores sin armas.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption El taichí es una forma de arte marcial que tiene, por sus movimientos lentos y fluidos, muchos beneficios a la salud.

Pero Xu, quien también ha estudiado artes marciales tradicionales, considera que esas historiashan sido sobredimensionadas y que hay mucho fraude e hipocresía en la industria de las artes marciales.

Por eso que aceptó el reto de pelear frente a un maestro de taichí, para exponer las falsas verdades y mostrar que las formas de pelea antiguas no son comparables con los métodos de combate modernos.

Vergüenza

Algunos aficionados se han mostrado partidarios con su opinión, pero otros sugieren que no se puede generalizar y que lo que buscó fue avergonzar la cultura de las artes marciales en China.

Incluso el multimillonario Jack Ma, presiente del gigante Alibaba y devoto de las artes marciales, habló en favor del estilo tradicional al considerar que más que una forma de combate se trata de una filosofía de disciplina.

Derechos de autor de la imagen xu xiaodong weibo
Image caption Xu es un experto en las artes marciales mixtas, forma de pelea que se ha puesto de moda gracias a promotoras como la Ultimate Fighting Championship (UFC, por sus siglas en inglés).

Xu ha aprovechado su victoria para convertirse en una celebridad en internet, cobrando para responder preguntas y dejar que la gente acceda a ver sus opiniones en sus cuentas en redes sociales.

Por la pregunta de lo qué piensa sobre su rival, conocido actor de artes marciales, obtuvo más de US$1.000.

Pero su cuenta en Weibo, con más de 350.000 seguidores, fue misteriosamente bloqueada y Xu no sabe por qué, según le dijo a BBC China.

Reacción

Los defensores del taichí aseguran que una pelea no significa mucho y Xu está de acuerdo, por lo que desafió a todos los maestros de artes marciales en China a pelear contra él para reafirmar su punto de vista.

Eso generó la reacción de la asociación de artes marciales que lo acusó de haber traicionado la ética que se espera de quienes las practican.

Derechos de autor de la imagen Xu Xiaodong Weibo
Image caption Xu Xiaodong admitió que lo que busca es exponer el fraude de las artes marciales en el mundo.

La discusión impulsó que Xu Sheng, el multimillonario fundador del imperio de bebidas Tiandi, comenzara a buscar en su cuenta en Weibo a voluntarios que pudieran derrotar a Xu.

Como atractivo ofreció una suculenta recompensa al ganador de cinco peleas.

Xu Sheng explicó que buscaba "despertar de su sueño a las artes marciales chinas" y que aseguró que ya había sido contactado por varios maestros para hacer efectiva su oferta.

Por el momento no hay indicios de cuándo o si se llevará a cabo un nuevo combate, pero mientras tanto el debate entre taichí vs. MMA seguirá creciendo en internet.

Temas relacionados

Contenido relacionado