Muere a los 35 años Nicky Hayden, excampeón de MotoGP que estuvo 5 días hospitalizado tras un accidente en bicicleta

Nicky Hayden Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Nicky Hayden se convirtió en campeón del serial MotoGP en 2006, cuando arrebató el título al pentacampeon Valentino Rossi.

Nicky Hayden, el excampeón del serial de motociclismo MotoGP, murió este lunes luego de pasar cinco días hospitalizado por un accidente de tránsito mientras circulaba en bicicleta.

El estadounidense de 35 años había sido atropellado por un automóvil en la costa de Rimini, en Italia, el pasado miércoles 17.

Sufrió un "daño cerebral grave" y un "grave politraumatismo", por lo que se encontraba en cuidados intensivos del Hospital Maurizio Bufalini de Cesena, lugar donde finalmente falleció este lunes.

Hayden, quien compitió en el Campeonato Mundial de Superbikes en Italia tres días antes del accidente, ganó el campeonato de MotoGP en 2006.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Hayden chocó contra un automóvil mientras circulaba en bicicleta en la costa de Rimini, Italia.
Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption El estadounidense sufrió varios traumatismos y "daño cerebral grave".

El recordado MotoGP 2006

Nacido en Kentucky, compitió por primera vez en la serie MotoGP en 2003 y dos años más tarde alcanzó el tercer lugar general.

Pero a Hayden se le recuerda por ser el piloto capaz de terminar con el reinado de cinco años consecutivos del piloto Valentino Rossi en 2006, tras una memorable carrera en Valencia, España.

Hayden estaba ocho puntos por debajo de Rossi al llegar al final, pero el italiano derrapó en la vuelta cinco y finalmente terminó en el lugar 13.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Nicky Hayden es desde 2006 el último estadounidense en lograr el campeonato de MotoGP.

El tercer puesto de Hayden le permitió tomar el título con una diferencia de cinco puntos, convirtiéndose desde entonces en el último estadounidense en ganar la categoría reina de las carreras de motos.

En ese entonces, el comentarista de la BBC Steve Parrish aseguró que fue la temporada "más entretenida" que había visto.

Temas relacionados

Contenido relacionado