La impresionante exhibición con la que la Garbiñe Muguruza avanzó a la final del Abierto de Wimbledon y enfrentará a Venus Williams

Garbiñe Muguruza buscará su segundo título en un Gran Slam tras el conseguido en Roland Garros hace un año. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Garbiñe Muguruza buscará su segundo título en un Gran Slam tras el conseguido en Roland Garros hace un año.

La cancha central de Wimbledon fue testigo del paso de un huracán llamado Garbiñe Muguruza.

La tenista hispanovenezolana jugó uno de los mejores partidos de su carrera para vencer de manera contundente a la eslovaca Magdalena Rybarikova en poco más de una hora y avanzar por segunda vez en su carrera a la final del abierto británico.

El resultado fue 6-1, 6-1.

Será también su primera final de un Grand Slam desde que conquistó el título en Roland Garros en 2016.

Muguruza se dio a conocer hace dos años cuando sorprendió al mundo del tenis al llegar al partido decisivo en el All England Club, el cual perdió contra Serena Williams en dos sets.

Su rival será la otra de las hermanas Williams, Venus, quien superó 6-4 6-2 a la británica Jo Konta.

Venus, de 37 años, ha ganado cinco veces el torneo en Wimbledon y aspira a convertirse en la jugadora de más edad en conquistar un Grand Slam, superando la marca que su hermana logró en Australia este año.

Perfecto

Fue un partido de ensueño para la tenista nacida en Venezuela y que representa a España en el circuito profesional.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Venus Williams aspira a convertirse en la jugadora con más edad en ganar un Grand Slam.

Desde el primer momento salió decidida a imponer su juego y con una combinación perfecta de agresividad y eficacia sofocó a su oponente, que nunca pudo encontrar el ritmo del tenis que la llevó hasta las semifinales.

"Todo salió bien", dijo modestamente la tenista tras finalizar el partido que duró tan sólo una hora y cuatro minutos.

Muguruza conectó 22 puntos ganadores por ocho de su rival, logrando un 74% de puntos ganadores con su primer servicio.

No cometió doble faltas y nunca le rompieron el servicio, ganando 19 puntos en la red.

La tenista confía en aprender de los errores que cometió en 2015 para conquistar el título el sábado, que la convertiría en la segunda española en hacerlo tras el logrado por Conchita Martínez, su actual entrenadora, hace 23 años.

Temas relacionados

Contenido relacionado