¿Por qué el traspaso de Neymar al PSG puede ser la clave para que Brasil salga de las cenizas del 7-1 y conquiste el título del Mundial de Rusia 2018?

Neymar posando con su nueva camiseta. Derechos de autor de la imagen Lionel Bonaventure / AFP
Image caption Neymar aseguró que su decisión se basó en los retos y no en el dinero.

El mayor dolor que ha sufrido el fútbol brasileño por generaciones todavía está latente en los millones de aficionados que lloraron la noche del 8 de julio de 2014.

Ni el más cruel de los guionistas hubiera podido pensar en una derrota tan humillante como la que sucedió sobre el terreno de juego del estadio Minerao de Belo Horizonte.

Neymar alcanzará su desempeño más alto"

Tim Vickery sobre Rusia 2018

Alemania le marcó a los anfitriones del Mundial cinco goles en la primera media hora, para encarrilar la apoteósica goleada 7-1 sobre Brasil, la peor sufrida por la canarinha en su historia.

Fue la confirmación del declive que venía sufriendo el fútbol del país del jogo bonito y que mantuvo su caída en picada hasta 2016, cuando quedó eliminado por primera vez de la Copa América en la fase de grupos, más allá que se tratase de la edición especial Centenario.

Derechos de autor de la imagen Pedro Ugarte / Getty Images
Image caption El peor día en la historia del fútbol brasileño, por lo menos el más doloroso para todas las generaciones que no vivieron el Maracanazo de 1950.

Dos momentos que dejaron a la Canarinha moribunda, con dudas, pero con la esperanza que en ninguno de los dos casos estuvo el principal referente de su fútbol en la actualidad: Neymar.

Una lesión lo apartó del partido contra Alemania y mientras que no fue a Estados Unidos para guiar a Brasil al único título internacional que no había logrado con el balón, la medalla de oro olímpica, y lo consiguió.

Derechos de autor de la imagen Clive Mason / Getty Images
Image caption Neymar celebra el título olímpico de Río 2016.

Ahora, proclamado como el jugador más caro de la historia tras su salida del Barcelona y llegada al Paris Saint-Germain por US$260 millones, Neymar tiene por delante los dos retos más difíciles de su carrera.

Guiar al conjunto parisino a la conquista de la Champions League y, sobre todo, llevar a Brasil de las cenizas del Mineirazo al título mundial de Rusia 2018.

A Rusia vía París

Para el periodista Tim Vickery, el fichaje de Neymar por el PSG ofrece un bono adicional para el delantero brasileño, más allá del dinero y de los casi seguros títulos que ganará en Francia.

"Esta temporada que está por empezar culmina con la Copa del Mundo, fecha en la cual Neymar alcanzará su desempeño más alto: va a cumplir 26 años en junio que viene", comentó Vickery en su artículo sobre los motivos que impulsaron al nuevo número 10 del PSG a dejar al Barcelona.

Derechos de autor de la imagen Benjamin Cremel / Getty Images
Image caption París se paralizó este viernes para la llegada de Neymar al PSG.

Añadiendo que "en la liga francesa será capaz de guardar un poco de energía de cara a Rusia 2018".

Y lo más importante es que no lo hará solo.

Junto a él estará la legión brasileña que forma el alma del conjunto parisino.

Thiago Silva, Marquinhos, Lucas Moura y Dani Alves arroparán a su compatriota y lo protegerán de cara al premio mayor que está en juego en la cita mundialista del próximo año.

Derechos de autor de la imagen Franck Fife / Getty Images
Image caption La presencia de Dani Alves, quien ya ganó su primer título con el PSG, fue fundamental para la decisión de Neymar de fichar por el club parisino.

Sin Neymar, el PSG ya le ganó la Supercopa de Francia al Mónaco, que seguramente estará aún más debilitado cuando cierre el mercado de transferencias ante la inminente salida de su principal figura, Kylian Mbappé.

Eso hace pensar que su paso por la Ligue 1 será un trámite y que la única exigencia de la temporada para el PSG será ganar la Champions League, algo que si no consigue en su primer año tampoco significará un drama.

Foco de atención

Eso le permitirá a Neymar afrontar la temporada sin la presión de su exorbitante precio y preparar a conciencia el mundial de Rusia, donde sí será el centro de todas las miradas.

Por algo el heredero natural del 10 de la Canarinha ha sido referente en la revolución silenciosa que ha implementado Tite desde que asumió el cargo de seleccionador tras la debacle de la Copa América Centenario.

Derechos de autor de la imagen Vanderlei Almeida / Getty Images
Image caption Tite guió a Brasil hasta la cima del fútbol por primera vez en siete años.

A las órdenes de Tite, Brasil se mantiene invicto en partidos oficiales (sólo perdió el amistoso contra Argentina en junio), se convirtió en el primer país en clasificar al mundial junto a la selección anfitriona y recuperó por primera vez en siete años el primer puesto en el ranking de la FIFA.

También fue responsable del título olímpico en Río 2016.

Tite siempre ha armado el equipo alrededor de la figura de Neymar, pero es consciente que no toda la responsabilidad puede recaer en él.

Para ello recuperó a jugadores como Thiago Silva y Renato Augusto, que habían sido enviados al exilio por el anterior seleccionador Dunga.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Ronaldinho y Raí también llegaron al PSG en la víspera del mundial, y los dos levantaron el título al año siguiente.

Silva no es su primer opción para el centro de la defensa, pero está claro que la experiencia de quien fuera el capitán en 2014 -tampoco estuvo en el Minerao contra Alemania- está resultando clave en el vestuario.

Lo mismo que Dani Alves, quien tras rechazar al Manchester City por el PSG se cree fue clave para convencer a Neymar para llegar a París.

Un fichaje que recordó al que llevó al estadio Parque de los Príncipes a Raí en 1993 y Ronaldinho en 2001, ambos en la víspera de un mundial.

Derechos de autor de la imagen Buda Mendes / Getty Images
Image caption Neymar tiene ante sí los mayores retos de su carrera, en especial ganar la Copa del Mundo de Rusia 2018 con Brasil.

Y si bien el hermano de Sócrates no tuvo el protagonismo deseado en Estados Unidos y la que fuera estrella del Barcelona quedó relegado en protagonismo por Ronaldo y Rivaldo en Corea y Japón, los dos contribuyeron para que Brasil levantara el título mundial.

Un deseo que los millones de aficionados que lloraron en 2014 sueñan que se cumpla en Rusia.

Temas relacionados

Contenido relacionado