Nicolai Muller, el delantero alemán que se rompió los ligamentos cuando celebraba un gol

Nicolai Muller Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Nicolai Muller en dos momentos de su celebración. Estará siete meses fuera de las canchas.

El futbolista siempre está al límite con la amenaza de las lesiones: en el terreno de juego, es imposible evitar alguna patada desleal, un empujón, un disparo demasiado exigente para los músculos.

Pero tal vez el último lugar donde un jugador piensa que puede lesionarse es cuando está celebrando un gol.

Eso fue lo que le ocurrió a Nicolai Müller, este fin de semana: al delantero del Hamburgo, de la Bundesliga alemana, le dijeron que debe estar fuera de las canchas por siete meses después de que se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla en pleno festejo por haber convertido su primer gol de la temporada.

Ocurrió el sábado, cuando el Hamburgo se enfrentaba al Augsburgo FC por la primera jornada de la Bundesliga.

Habían pasado solo ocho minutos del primer tiempo cuando Müller logró anotar en el arco contrario.

Y el futbolista de 29 años fue a celebrar con entusiasmo. Primero corrió hacia la tribuna y después comenzó a dar una serie de curiosos saltos, como si fuera un helicóptero.

Al segundo intento, el "aterrizaje" fue desastroso. Müller se tomó la rodilla, mientras daba evidentes signos de dolor.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Nicolai Muller has played twice for Germany, and joined Hamburg in 2014

El técnico del Hamburgo, Markus Gisdol, definió la situación a la perfección: "Es una pena. Nunca vi algo parecido antes".

El delantero tuvo que salir del juego y ser atendido por los médicos del club alemán, que este domingo confirmaron las peores sospechas: rompimiento del ligamento cruzado anterior de la rodilla. Siete meses fuera de las canchas.

Lo peor del asunto es que Müller no había logrado renovar su contrato, que vence el próximo año. El jugador había llegado del Mainz en 2014.

"El diagnóstico es un gran golpe para nosotros, para nuestro inicio de temporada, y es extremadamente amargo para Nicolai", dijo a los medios el director deportivo, Jens Todt.

"Le deseamos que se recupere pronto y vamos a ayudarlo tanto como podamos para que se recupere pronto", agregó.

Pero Müller no es el único en sufrir una desventura similar. En 2001, el delantero argentino Martín Palermo tuvo fractura de peroné después de celebrar un gol, cuando hacía parte del Villareal del fútbol español.

Temas relacionados

Contenido relacionado