Un dilema llamado Alexis Sánchez: las razones a favor y en contra de que la estrella de Chile se vaya del Arsenal, el equipo en crisis del fútbol inglés

Alexis Sánchez Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Un abatido Sánchez durante la derrota 4-0 ante el Liverpool.

El asunto parecía cerrado. Pero la humillante derrota del Arsenal ante el Liverpool en la tercera jornada de la Liga Premier volvió a desatar las especulaciones sobre el futuro inmediato de su máxima estrella, Alexis Sánchez.

Aunque el delantero de la selección chilena de fútbol no quiere renovar su contrato con el equipo del norte de Londres, éste parecía reconciliado con la idea de dejarlo partir gratis a final de la temporada.

Pero la manera de la derrota -en la que un casi invisible Alexis fue sustituido media hora antes del final del encuentro- volvió a abrir las puertas a la posibilidad de un traspaso millonario.

¿Es sin embargo eso los mejor para Sánchez? ¿Y para el Arsenal?

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption ¿El último partido de Alexis con la camiseta del Arsenal?

La decisión final sobre su salida o permanencia se conocerá a más tardar el jueves a la medianoche británica, cuando cierre el mercado de fichajes.

Pero, mientras tanto, BBC Mundo analiza los pros y los contras de una eventual salida del delantero chileno, tanto desde su perspectiva como desde la del club inglés.

Las razones del club

Hasta el domingo, Wenger parecía convencido que el costo deportivo de perder a su máxima estrella resultaría mucho más elevado que los US$50 millones por los que estima lo podría vender en las actuales circunstancias.

El Arsenal no está en la Liga de Campeones de la UEFA por primera vez desde 1997 y volver a clasificarse a la máxima competición europea de clubes es una prioridad para el equipo de Highbury.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Tiempos felices: Alexis levanta la FA Cup, una de dos conseguidas desde su llegada al Arsenal.

La razón: una nueva clasificación a la Champions le garantizaría al equipo londinense un ingreso ligeramente superior al que conseguiría por la venta de Sánchez, además de hacer más fácil la llegada de jugadores de un calibre comparable para remplazarlo.

Y los buenos resultados -más fáciles de conseguir con un jugador como él en el terreno de juego- también reducirían la presión sobre el club y sobre Wenger, quien atraviesa por el momento más difícil de su carrera de 21 años al frente del Arsenal.

Sánchez fue, de lejos, el más efectivo e influyente jugador del equipo londinense la temporada pasada, con 24 goles y 10 asistencias.

Y, para muchos, venderlo sería una claudicación inaceptable para un club que se quiere ambicioso. Especialmente si con ella se fortalecería a un rival directo como Manchester City, el club que más figura en los rumores sobre un posible traspaso del chileno.

La otra cara: vender

Esos argumentos no quedan completamente invalidados por el 4-0 del domingo. Y por el momento no hay nada que sugiera que Wenger ha cambiado de opinión en lo que respecta a Sánchez.

Pero también es cierto que la presencia de Alexis en Anfield no bastó para compensar las múltiples carencias del equipo en otros sectores de la cancha.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El Arsenal necesita urgentemente refuerzos en otros sectores de la cancha.

Y el chileno también fue incluido por varios comentaristas en la lista de jugadores a los que no parecía importarles el partido, aunque hay que hacer notar que este era su primero de la temporada luego de unos días extra de vacaciones que se vieran alargadas por enfermedad y una pequeña lesión.

Así las cosas, hay quienes arguyen que los efectos negativos de tener a un jugador descontento podrían terminar invalidando su potencial aporte sobre el terreno de juego.

Y aunque Wenger se ha dicho convencido de que Alexis es de los que siempre da un 100%, su evidente -y creciente- frustración con la forma en la que están yendo las cosas con el Arsenal podría agravar la situación.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Wenger está convencido de que Alexis siempre hace el máximo esfuerzo.

"Él no quiere estar ahí, lo pudimos ver el domingo", le dijo por ejemplo a la BBC el ex delantero del Arsenal y la selección inglesa Ian Wright, quien está a favor de la venta del chileno.

Y también es cierto que aunque los goles de Sánchez no serían fácilmente reemplazable, es justamente en la delantera donde el Arsenal tiene menos problemas y en dónde más invirtió en la pretemporada, con el fichaje récord del delantero francés Alexandre Lacazette.

Lo que significa que el dinero que generaría el chileno se podría utilizar para tapar huecos mucho más urgentes, como el centro del campo o la defensa central.

Las razones de Alexis

Alexis, por su parte, ha dado a entender que no quiere continuar con el Arsenal pues su ambición es ganar títulos y competir por la Liga de Campeones, algo que el equipo de Londres no parece estar en condiciones de hacer en estos momentos.

Y la insípida performance del equipo en el partido contra el Liverpool parece haber confirmado que en lugar de progresar, el Arsenal de Wenger está yendo para atrás.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Alexis ya jugó a las órdenes de Guardiola en el Barcelona de Messi.

La situación es particularmente frustrante para muchos aficionados chilenos, que el año pasado llegaron incluso a organizar marchas para presionar por una salida de su estrella hacia un equipo más digno de su talento.

Y la posibilidad de volver a trabajar en el Manchester City con un entrenador como Pep Guardiola, con quien ya coincidió en el FC Barcelona, seguramente también es motivo de ilusión para Alexis, quien, a los 28 años, ya no tiene mucho tiempo que perder.

Pero, ¿es realmente un traspaso antes del jueves lo mejor que le puede pasar al nativo de Tocopilla?

Por qué quedarse

Para el experto en fútbol de BBC Brasil, Fernando Duarte, el principal argumento en contra de un cambio para Alexis Sánchez es que no quedan grandes equipos que le garanticen la titularidad.

"El mercado se ha movido y ya no hay equipos competitivos en los que alcance de forma natural. Ni siquiera el Manchester City, donde también tendría que pelear por un puesto en el once inicial", le dice a BBC Mundo.

"Mientras que si se queda en el Arsenal, tendría garantizada la titularidad y la posibilidad de jugar frecuentemente contra equipos de muy buen nivel, que es lo que necesita justo antes del Mundial (de Rusia)", agrega.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Sánchez ha ganado la FA Cup, pero quiere la Liga de Campeones.

Efectivamente, los últimos rumores sugieren que el equipo de Guardiola estaría dispuesto a incluir al inglés Raheem Sterling en un posible trato por Sánchez.

Pero ni siquiera eso no le garantiza un puesto en un equipo en el que hasta Sergio "el Kun" Agüero ha tenido que cederle minutos al joven prodigio brasileño Gabriel Jesús en la delantera, y en el que Leroy Sané, David Silva, Kevin de Bruyne, Bernardo Silva e Ilkay Gundogan compiten por el puesto de media punta.

Por su parte, el fichaje de Neymar y Kylian Mbappé parecen haber acabado definitivamente con el interés del Paris Saint Germain, mientras que el Bayern de Munich no parece estar dispuesto a satisfacer las demandas económicas de Sánchez.

Y el factor financiero es otro aspecto a considerar, pues si espera un año y queda disponible a cambio de nada, el delantero chileno podría aspirar a recibir un bono millonario a cambio de su firma, así como una mejor oferta salarial, por parte de numerosos equipos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La competencia por plazas en el Manchester City es mucho más dura que en el Arsenal.

Por último, aunque mucho menos probable, está también el hecho de con solo tres jornadas de liga todavía es muy temprano para descartar completamente al Arsenal.

Aunque sin regresar a los niveles de excelencia que fue capaz de alcanzar en el pasado, el equipo de Wenger ha sabido superar otros momentos de crisis para sorprender a propios y extraños.

Y con el mercado de fichajes todavía abierto y sin el peso que implica disputar la Liga de Campeones, el equipo de Londres podría terminar teniendo una mejor temporada que lo que muchos esperan.

Aunque los optimistas son cada vez menos.

Temas relacionados

Contenido relacionado