El histórico 8-0 de River Plate y los 5 goles de Ignacio Scocco en una noche mágica en la Copa Libertadores

Jugadores de River celebran Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption River logró igualar la eliminatoria en el minuto 19 y llegó al descanso con el pase a semifinales en el bolsillo.

River Plate se convirtió en la máquina que le dio sentido a su banda para lograr una histórica goleada sobre el equipo boliviano Jorge Wilstermann y logró avanzar a las semifinales de la Copa Libertadores.

El conjunto argentino llegó al partido al borde del abismo tras haber perdido en Cochabama 3-0, pero en una noche mágica vivida este jueves en el estadio Monumental marcó ocho goles para remontar la eliminatoria y desatar la locura en la capital argentina.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Scocco marcó cinco goles, pero se quedó a uno de la máxima cifra anotada por su compatriota Juan Carlos Sánchez en 1985.
Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La confusión se apoderó de los jugadores del club boliviano que nunca estuvieron en capacidad de defender la renta obtenida en Cochabamba.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El estadio Monumental vivió una de las grandes noches de su historia.

El gran héroe fue el veterano delantero de 32 años Ignacio Scocco, autor de cinco tantos. Enzo Pérez, con dos, e Ignacio Fernández completaron el histórico marcador.

Fue la mayor goleada registrada en las fases decisivas de la Copa Libertadores, además de ser la primera vez que un jugador logra una mano de goles en partidos de eliminatorias en la máximo torneo de clubes en Sudamérica.

River buscará su pase a la final contra Lanús, que también vivió una noche inolvidable.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El argentino Jorge Sand anotó un gol para aumentar aún más la leyenda que ha escrito en Lanús.

El conjunto granate logró remontar la derrota 0-2 sufrida en la ida ante San Lorenzo y selló la victoria en la definición por penales para avanzar por primera vez a una semifinal de la Libertadores.

Números y récords

En sus cuentas en redes sociales, el estadístico español Alexis Martín Tamayo, mejor conocido como MisterChip, recopiló los hitos conseguidos por River frente al Wilstermann.

A los mencionados arriba, Martín Tamayo también destacó que Scocco se unió a un selecto grupo de jugadores con cinco tantos en un partido.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El ecuatoriano Alberto Spencer es el máximo goleador en la historia de la Copa Libertadores.

Su nombre aparece junto a los de sus compatriotas Raúl Castronovo (en 1971) y Alfredo Moreno (2000), el brasileño Fernando Baiano (1999) y los ecuatorianos Enrique Raymondi Contreras (1962) y el legendario Alberto Spencer (1963), el máximo goleador en la historia de la copa.

Hubiera podido incluso alcanzar la media docena que Juan Carlos Sánchez, jugando para el Blooming boliviano, le endosó al Deportivo Italia de Venezuela en 1985, pero el técnico Marcelo Gallardo decidió sustituirlo en el minuto 25 del segundo tiempo.

La goleada también sirvió para que River Plate superará al Peñarol de Uruguay como el equipo más anotador en la historia del torneo al llegar a 536 goles por 531 del club charrúa.

Se busca finalista

Mientras River y Lanús definirán al represente argentino en la final de la Copa Libertadores, su rival saldrá del cruce entre Gremio de Porto Alegre de Brasil y el Barcelona de Guayaquil de Ecuador.

Los primeros derrotaron en duelo brasileño al Botafogo 1-0, mientras que Barcelona consiguió la gesta de superar al Santos de visita por la cuenta mínima.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El gol de Jonathan Álvez fue suficiente para que el Barcelona de Guayaquil venciera al Santos en Brasil.

De los cuatros clubs que quedan en carrera, River es el que más veces ha ganado la Libertadores con tres títulos, siendo en 2015 su celebración más reciente.

Gremio quedó campeón en 1983 y 1995, año en el que también se enfrentó a un conjunto ecuatoriano en semifinales (Emelec) con River en el otro cruce. En ese entonces, con Mario Jardel como su máxima estrella, el conjunto brasileño superó al Atlético Nacional al vencerlo 3-1 como local y empatar 1-1 en Colombia.

Barcelona, en cambio, perdió las dos finales que disputó contra Olimpia de Paraguay en 1990 y el Vasco de Gama brasileño en 1998.

El único debutante en estas instancias es Lanús, pero el conjunto argentino sí sabe lo que es ganar un torneo internacional al imponerse en la Copa Conmebol en 1996 y en la Copa Sudamericana en 2013.

Los partidos de ida de las semifinales se jugarán la última semana de octubre, mientras los de vuelta se disputarán a principios de noviembre.

Temas relacionados

Contenido relacionado