Alejandro Villanueva y los deportistas que "respetan" el himno y la bandera de EE.UU. como pide Donald Trump

Colin Kaepernick Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Trump avivó la polémica que se generó hace un año a raíz de la protesta del entonces jugador de los San Francisco, Colin Kaepernick.

La misma imagen se fue repitiendo una y otra vez en cada uno de los campos del deporte más popular de los Estados Unidos, el fútbol americano.

Jugadores con una rodilla en tierra, brazos entrelazados o simplemente ausentes desafiando mientras se entonaba las notas del himno al propio presidente Donald Trump, quien criticó duramente a los deportistas que "faltaban el respeto a nuestro himno y a nuestra bandera".

Hubo un frente unido entre la NFL, la Liga Profesional de Fútbol Americano, con sus jugadores y equipos, rechazando las palabras de Trump y reiterando que no se trataba de un desaire para los símbolos patrios estadounidenses sino a favor de la libertad de expresión.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Ningún jugador salió al terreno de juego a escuchar el himno en el partido entre Seatle y Tennessee.

Para Trump la posición es clara: quienes se arrodillan deberían ser despedidos en alusión a la postura que el exmariscal de campo de los San Francisco 49ers, Colin Kaepernick, adoptó desde hace un año en protesta por la discriminación sufrida por los afroestadounidenses en el país.

No fue la única polémica en uno de los fines de semana más convulsos para el deporte estadounidense.

El sábado el mismo Trump le retiró la invitación a la Casa Blanca a los actuales campeones de la NBA, los Golden State Warriors, debido a la negativa de su principal estrella, Stephen Curry, de asistir al evento.

Curry y los Warriors condenaron la posición de Trump y otras mega estrellas como LeBron James y Kobe Bryant acusaron al mandatario estadounidense de incitar la división en el país.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Otras formas de protesta de los jugadores fue quedarse sentado, con los brazos entrelazados o de rodillas.

Eso se pudo percibir en la mayoría de los campos de la NFL, donde pese al consenso generalizado que hubo entre jugadores y equipos, hubo sectores en las gradas que expresaron su rechazo a la posición asumida por los los deportistas.

También hubo casos de atletas que no acataron la postura de sus compañeros de equipo, mientras que lejos de la NFL y la NBA hubo deportes en los que hubo un respaldo masivo a Trump.

De origen español

Uno de los casos que más llamó la atención fue el del estadounidense de origen español Alejandro Villanueva, tackle ofensivo de los Pittsburgh Steelers.

Minutos antes del partido frente a los Chicago Bears, el entrenador de los Steelers, Mike Tomlin, anunció que el equipo iba a permanecer en los vestuarios mientras sonara el himno para evitar mostrar una división de criterios entre los jugadores.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Villanueva fue capitán de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos antes de convertirse en jugador de fútbol americano profesional.

"Tú sabes, están siendo tiempos de divisiones en nuestro país y como equipo de fútbol queda en nosotros permanecer sólidos", dijo el entrenador.

"No vamos a dejar que nos divida algo dicho por alguien... No vamos a dejar que en estos tiempos de divisiones o individuos afecten nuestra agenda".

De allí la sorpresa de ver a Villanueva a la salida del túnel de los vestuarios, con la mano en el pecho, cantando el himno.

El gigantesco jugador de 2,06 metros y 145 kilogramos, hijo de un oficial de la Armada Española que estaba radicado en Estados Unidos trabajando para la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), llegó a ser capitán de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y cumplió servicio en Afganistán antes de llegar a Pittsburgh en 2014.

Frente NASCAR

En contraste con lo vivido en la NFL, en el autódromo de Nueva Hampshire no se vio a ningún piloto o equipo de la serie NASCAR, la categoría de automovilismo más popular de Estados Unidos, protestar mientras sonaba el himno.

Lo que hubo fueron palabras de apoyo a Trump.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El legendario Richard Petty es uno de los que está de acuerdo con despedir a cualquier persona que le falte el respeto al himno o a la bandera de EE.UU.

Dos de los propietarios de equipos más conocidos, el legendario Richard Petty y Richard Childress, aseguraron que despedirían a cualquier miembro de sus plantillas que le faltara el respeto al himno y a la bandera.

Un miembro del Team Penske, por su parte, le dijo a US Today que la escudería no tenía ninguna política frente a las protestas de los himnos, pero aclaró que se trataba de algo con lo que nunca habían tenido que lidiar y que no esperaban tener que hacerlo.

No es de extrañar que el presidente de la categoría, Brian France, y varios pilotos de la misma respaldaron públicamente a Trump durante su campaña electoral.

Temas relacionados

Contenido relacionado