"Anda, cuélgate y hazlo bien esta vez": el jugador de fútbol escocés que sufrió burlas por hablar abiertamente de su depresión e intentos de suicidio

David Cox Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El joven de 28 años recordó que sus oponentes usaban su depresión para socavar sus esfuerzos durante los partidos.

El futbolista David Cox dijo públicamente en 2014 que sufría de depresión, que se autolesionaba y que había intentado suicidarse.

El gesto le ganó reconocimientos por su valentía, pero también duras ofensas dentro y fuera de la cancha.

El jugador escocés del Cowdenbeath, de la cuarta división del fútbol escocés, contó en BBC Radio Escocia cómo soportó abusos de hinchas y colegas rivales por hablar abiertamente sobre sus problemas de salud mental.

Esta es su historia.

El joven de 28 años recordó que sus oponentes usaban su depresión para socavar sus esfuerzos durante los partidos.

"Tal vez después de una mala jugada, algunos futbolistas (decían) 'cuidado con tus muñecas, oye' o 'mejor no te molesto porque eres psicópata'", dijo el también exdelantero del Forfar Athletic.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Para Cox, el estigma en torno a la depresión es tan malo como el racismo.

A veces, algunos le enviaban mensajes y se disculpaban después de los juegos.

"Pero decían cosas como 'Realmente lo siento, tuve un compañero que se suicidó por problemas de salud mental', y yo pensaba '¿por qué menciona eso?'", comentó.

"Está bien pedir disculpas, pero no el hecho de mencionar (la depresión) cuando sabes que has visto a alguien lidiar con esa situación".

"¿Por qué decirle algo así a alguien solo porque no te gusta la forma en que juega contra ti? Es un juego de fútbol", agregó.

Pero las burlas no venían solo de los jugadores, sino también de los hinchas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Desde 2016, la Asociación Escocesa de Fútbol tiene el proyecto Support Within Sport(Apoyo en el deporte), para combatir los problemas de salud mental en el fútbol escocés.

"Poco después de que conté mi historia, hubo hinchas que me gritaban en la cancha 'Anda cuélgate y hazlo bien esta vez'", señaló Cox.

"Los hinchas pagan, dicen lo que quieren, luego se van a casa y se olvidan, y yo soy el que queda afectado", lamentó.

"Esas cosas me seguían molestando en los días siguientes. Me ponían en mal estado otra vez", sostuvo.

"Es tan malo con el racismo"

El futbolista le dijo a la BBC que los intentos de eliminar el estigma que rodea a la salud mental deben combinarse con los esfuerzos para desafiar otros problemas sociales, como el racismo y el fanatismo.

"Para mí, (el estigma) es tan malo como ser racista", opinó. "Si alguien fuera racista en la cancha, estaría acabado".

Cox piensa que la gente no ve a los problemas de salud mental como enfermedades. "Que no puedan verse físicamente, no significa que no estén allí", aclaró.

Cox reconoció que lo que le pasó no es lo peor que puede sucederle a alguien y que hay personas que pasan situaciones más difíciles que él.

"Pero para mí fue el peor período de mi vida. Así que la gente se burle de ti y luego del juego se olviden no está bien", indicó.

En un post en su página de Facebook, el equipo Cowdenbeath dijo que condenaba el "abuso contra cualquier individuo (como el que sufrió el jugador), ya sea David o cualquier otro", ya que "en pleno siglo XXI, ese comportamiento es inaceptable".

El club aseguró que ya ha publicado su "política de comportamientos inaceptables" y que tomará "acciones firmes" si estas conductas se repiten en alguno de sus partidos.

El jugador advirtió que a menos que los clubes y las autoridades se tomen en serio las burlas, los abusadores continuarán sintiendo que pueden comportarse como quieran.

Un portavoz de la Asociación Escocesa de Fútbol (SFA, por su sigla en inglés) dijo que "la salud y el bienestar mental de los futbolistas profesionales en Escocia es de suma importancia para la organización".

Desde 2016, la SFA tiene el proyecto Support Within Sport(Apoyo en el deporte), para combatir los problemas de salud mental en el fútbol escocés.

Jugadores y entrenadores de toda Escocia tienen acceso a una red de apoyo de médicos, consejeros y psicólogos experimentados, de forma gratuita, detalló el vocero de la Asociación.

Aseguró que si un árbitro ve cualquier abuso relacionado con la salud mental expulsará al jugador infractor y lo reportará a las autoridades deportivas para que consideren aplicar un proceso disciplinario.

Agregó que los jugadores también pueden reportar los incidentes para que la SFA los investigue.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado