Qué hace tan especial a Shaun White, "el mejor snowboarder de la historia" que ganó su tercera medalla de oro en las Olimpiadas de PyeongChang

Shaun White Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Shaun White reconoció que tuvo que completar la mejor actuación de su carrera para ganar la medalla de oro.

Luchó contra todo y todos, especialmente contra él mismo.

Pero el estadounidense Shaun White logró arrebatarle en el último suspiro la medalla de oro al japonés Ayumu Hirano en las Olimpiadas de PyeongChang.

La leyenda del snowboard estadounidense vio cómo Hirano había completado una espectacular actuación con dos 1440 consecutivos (es decir, dos saltos con cuatro giros o 1440 grados de rotación) para obtener 95,25 puntos.

Pero White, de 31 años, replicó con el mismo truco, logrando una impresionante calificación final de 97,75 puntos.

"Estoy tan sobrepasado de alegría", admitió entre lágrimas White, que a sus 31 años también tuvo que desafiar el paso del tiempo para recuperar el título que se le escapó en Sochi hace cuatro años y convertirse así en el primero en conquistar tres medallas de oro en el snowboard olímpico.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Desde el momento que aterrizó White supo que había logrado una gran actuación.

Su victoria también aseguró la medalla de oro número 100 de Estados Unidos en las Olimpiadas de invierno.

"He pasado por tanto antes de llegar acá", declaró luego White.

"Esperar por mi última puntuación fue horrible, pero al mismo tiempo tan emocionante. Sabía que había completado un gran recorrido y estaba orgulloso de eso y de saber que podía irme con la cabeza en alto".

Nunca antes

White, conocido popularmente como el Flying Tomato (el tomate volador, por el color rojizo de su pelo), tuvo que sobreponerse a dos graves accidentes mientras entrenaba para su participación en PyeongChang.

En octubre recibió 62 puntos de sutura en la cara tras sufrir una caída en Nueva Zelanda después de lesionarse el hombro el mes anterior.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La leyenda estadounidense del snowboard superó al japonés Ayumu Hirano y al australiano Scotty James.

Pero demostró que había regresado a su mejor forma al registrar la segunda puntuación perfecta de la historia en el Gran Premio de Estados Unidos en octubre.

"De hecho hice la misma pirueta con la que me lesioné aquí hoy", admitió White.

"Para ser honesto fue uno de los recorridos más difíciles que he hecho en mi vida. Ni siquiera había pensado en las combinaciones, los dos 1440 consecutivos, antes de llegar esta mañana aquí".

Fue el primero en decir abiertamente 'Yo quiero ganar, quiero ser el mejor'"

Nick Hope

"Ese último recorrido fue el mejor que he hecho en mi carrera y lo hice cuando lo tenía que hacer, en un momento tan crucial, frente a mis amigos y mi familia, con todo el mundo mirando".

Un episodio controvertido en la vida personal del deportista, sin embargo, también salió a relucir tras su victoria en PyeongChang.

Cuando le preguntaron sobre las acusaciones de acoso sexual que recibió por parte de una antigua miembro de su banda de rock, contestó: "Honestamente, estoy aquí para hablar de las Olimpiadas, no de chismes".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Lena Zawaideh demandó en 2016 al deportista tras haberlo acusado a acosarla sexualmente.

Horas después, White se disculpó diciendo que "eligió mal sus palabras para describir un asunto tan delicado".

En 2016, Lena Zawaideh, quien era baterista en la agrupación, lo demandó por acoso sexual, aunque el atleta negó las acusaciones.

Ambas partes llegaron a un acuerdo para cerrar la demanda por un monto no difundido.

"El mejor"

De vuelta a su carrera deportiva, el comentarista de la BBC Nick Hope señaló a White como "el mejor de la historia" en el snowboard.

Sin embargo, considera que su figura suele causar divisiones dentro del deporte.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption White ha sido una de las figuras más influyentes en la evolución del snowboard, pero no todos están de acuerdo con el camino que ha seguido el deporte.

"A sus 31 años surge de una era previa a los olímpicos, cuando los X Games eran sin discusión la joya de la corona de los deportes extremos", explicó Hope.

"En esa época -antes de Turín 2006- los mejores exponentes del snowboard no se consideraban atletas de la forma tradicional".

"Para ellos era un espectáculo de entretenimiento, algo divertido, pero White cambió eso y fue el primero en prepararse para las pruebas y decir abiertamente 'Yo quiero ganar, quiero ser el mejor'", recordó el especialista de la BBC.

Algunos los han seguido, pero otros resienten su influencia y la dirección que ha tomado el snowboard desde su inclusión en los olímpicos.

Lo que nadie discute, sin embargo, es que el mejor de todos sigue siendo Shaun White, "el tomate volador".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado