La Copa del Mundo en manos de Mandela

Empezó la cuenta atrás para el acontecimiento deportivo más esperado por buena parte del mundo. A sólo 35 días para que comience el Mundial del Fútbol, el trofeo de la Copa del Mundo llegó a Sudáfrica, donde fue recibido por el ex presidente Nelson Mandela.

Image caption El trofeo recorrerá 38 localidades sudafricanas antes del comienzo del Mundial.

El trofeo de oro de 18 kilates, 36,8 centímetros de altura y algo más de seis kilos emprendió en Johannesburgo de manos del más conocido embajador sudafricano su camino por la próxima sede del Mundial.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, destacó la contribución de Mandela para que Sudáfrica sea la sede del Mundial y aseguró que la copa no podría haber sido recibido por otra persona.

"Nelson Mandela fue uno de los artífices de esta Copa del Mundo. Nunca olvidaremos cuando Sudáfrica fue escogida para acoger el Mundial. Madiba es el símbolo de la nueva Sudáfrica democrática”, afirmó, según recoge la página web de la Copa del Mundo.

Mandela, de 92 años, expresó su deseo de que Bafana Bafana, como se conoce a la selección de su país, gane el torneo.

Reencuentro con la Copa

El acto de hoy supuso el reencuentro de Nelson Mandela con el trofeo original de la Copa del Mundo, que es propiedad de la FIFA, y que no es el que se le da a los ganadores, a los que se les entrega una réplica.

La primera vez que el ex presidente sudafricano tocó la copa fue en 2004 cuando se conoció que Sudáfrica acogería el Mundial y Mandela, con lágrimas en los ojos, dijo sentirse "como un niño de 15 años".

"Es un momento emotivo y feliz traerle el trofeo de nuevo (a Mandela), que es un símbolo del fútbol mundial y un símbolo de la humanidad", afirmó uno de los máximos dirigentes de la FIFA Danny Jordaan.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.