Mundial Sudáfrica 2010: lujos y caprichos en las concentraciones

Habitación del Pezula Resort, en Knysna, donde se aloja la selección de Francia
Image caption El lujoso hotel de Francia en Sudáfrica generó críticas desde el gobierno.

Sudáfrica acoge desde esta semana 736 jugadores de 32 países. Algunos de ellos son verdaderas estrellas del fútbol mundial. La mayoría, no. Pero todos ellos –y sus técnicos– vivirán como reyes.

Concentraciones, hoteles, centros de entrenamientos, canchas de prácticas: todo ha sido puesto a punto para la gran cita del Mundial Sudáfrica 2010.

Pero para ello hubo meses de trabajo y acceder a demandas que para algunos pueden sonar extravagantes.

La lista parece encabezarla Diego Armando Maradona. El técnico de Argentina quería tranquilidad y confort mientras ocupe el baño de su habitación en el Centro de Alto Rendimiento de la Universidad de Pretoria.

Un bidet para el 10

Image caption Inglaterra se hospeda en el Hotel Royal Marang en el Campus de Deportes Royal Bafokeng.

US$440. Ése es el costo del bidet de lujo, calefaccionado, que Maradona pidió que instalaran en su habitación, según reportes de prensa.

El dispositivo, explica el diario argentino Página 12, es promocionado como "el mejor asiento de baño del mundo". Tiene asiento con calefacción y un secador de aire caliente, de acuerdo al diario inglés Daily Mail.

El Mail asegura que Maradona habría solicitado dos de estos dispositivos, uno para cada baño de su habitación.

"Los bidets son muy comunes en Argentina, pero difíciles de conseguir aquí", dijo el gerente del Centro de Alto Rendimiento de la Universidad de Pretoria, Colin Stier.

"Al final hemos conseguido localizar a un asiento (…) pero para hacerlo caber tuvimos que reemplazar el baño entero. Por supuesto nos sentimos felices de hacerlo. Si hace que Diego esté más cómodo durante su estadía entonces vale la pena el esfuerzo", agregó.

Pero eso no sería lo único. Cuando el entrenador visitó el lugar meses antes del comienzo del Mundial también pidió: jacuzzis en todas las habitaciones, televisiones LCD, derrumbar una pared para ampliar su cuarto, y manteles blancos a la hora de las comidas, y no los originales coloridos.

El Mail también informa que Maradona y la Asociación de Fútbol Argentino exigieron que todos las habitaciones estén pintadas de blanco, seis Playstations para los jugadores, tres postres por cena, helados disponibles en todo momento, y 14 ensaladas diferentes por comida.

Del traje de baño a la sotana

Los brasileños también tienen sus pedidos. Que la temperatura del agua de la piscina esté, exactamente, a 32 grados. Ni uno, más ni uno menos: la gente del Hotel Fairway en Johannesburgo ya tomó nota.

En la cocina habrá dos chefs brasileños pero en el hotel aseguran que no tomarán el mando de la cocina. ¿Y la comida? Poco se sabe, pero una cosa es segura: chocolate no puede haber.

En tanto, los uruguayos se tienen fe para llegar a la final del torneo el 11 de julio. Es que llevaron 150 kilos de yerba, "como para llegar al 12 de julio. ¡Sí, el 12 de julio, después de la final!", aseguró el chef Aldo Cauteruccio, quien acompañará a la celeste en Sudáfrica.

Carne, dulce de leche, de membrillo y de batata tampoco van a faltar en la mesa del equipo de Óscar Tabárez que se alojará en el Hotel Protea, en Kimberley.

Por su parte, los mexicanos, quienes se alojarán en el Hotel Thaba Ya Batswana –cercano a Johannesburgo– pidieron tener su propio sacerdote para conducir misas en la iglesia con la que cuenta las instalaciones.

Los italianos se llevaron su propio equipamiento para el gimnasio. La pasta, claro, va desde Roma, destaca el Daily Mail.

Comunicación inglesa y críticas francesas

Por su parte, Inglaterra contará con una red interna a través del cual su técnico, el italiano Fabio Capello, podrá comunicarse con sus jugadores por medio de las televisiones en cada una de las habitaciones.

Allí también habrá un sistema que detectará cuando sus ocupantes duermen y apagará las luces automáticamente.

Inglaterra, que sueña con levantar el trofeo tras su único éxito mundial conseguido en 1966, se alojará en el Hotel Royal Marang en el Campus de Deportes Royal Bafokeng, en Rustenburg, una de las sedes de Sudáfrica 2010.

El campus cuenta con siete canchas de entrenamiento y un centro médico.

En tanto, el hotel elegido por Francia causó polémica en el país. La secretaria de Estado de Deportes, Rama Yade, dijo: "No habría elegido este hotel. España, por ejemplo, escogió un campus universitario".

"Espero que la selección de Francia nos deslumbre por sus resultados más allá de los hoteles lujosos, pero he llamado a la dignidad en tiempos de crisis. Si la selección llega lejos, se podrá justificar. Si no, alguien tendrá que explicarlo".

Los galos se quedan en el Pezula Resort, en Knysna, un complejo que se promociona como "el más lujoso complejo hotelero de Sudáfrica".

En el Pezula una habitación normal, en baja temporada, se consigue por US$600. Las más caras cuestan casi US$8.000.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.