Mundial Sudáfrica 2010: Se buscan aficionados

Asientos vacíos en Pretoria
Image caption En la mayoría de los partidos se han visto miles de asientos vacíos.

Asientos vacíos. Miles de asientos vacíos. Esa es la constante en los partidos del Mundial de fútbol y el de Francia-México, en Polokwane, no fue la excepción.

Este viernes se vuelve a confirmar la tendencia.

Hay quienes culpan a las bajas temperaturas la falta de público. Otros consideran que es la lejanía del estadio lo que persuade a los sudafricanos de no asistir al evento.

Mientras que algunos pocos piensan que la derrota de los Bafana Bafana, en el último partido contra Uruguay, hizo que los locales se desencantaran del Mundial.

Sea cual sea la razón, la Fifa no logra que la máxima fiesta del fútbol contagie a los aficionados y se agoten las entradas. Ya sea en el partido inaugural en Soccer City, en el de la favorita España en Durban o aquí en el norte de Sudáfrica, las gradas están salpicadas por manchas de puestos vacíos.

Se buscan 10.000 aficionados

De las 45.000 personas que podían acudir al encuentro de este jueves en el estadio Peter Mokaba, sólo vinieron 35.370. "Y esta vez vino más gente", le dijo a BBC Mundo Kefiloe Mashala, quien vende bebidas y alimentos en una de las zonas donde menos personas había.

Image caption Los aficionados mexicanos opacaron las vuvuzelas en Polokwane.

"Es que no es fácil llegar hasta aquí", explica Kirsty-Leigh Watson, quien se tomó un fin de semana largo para venir al juego y visitar una de las tantas reservas naturales que hay en esta región.

Esto de que no haya aforo completo le perjudica a Clifford, pues su sueldo depende de la cantidad de helados que venda durante el evento. "Así no tengo las ganancias que esperaba".

Fuentes oficiales indican que el fenómeno de puestos vacíos tiene varios motivos.

Nación de rugby y críquet

El primero es que la venta de entradas en Sudáfrica fue menor de la esperada; por un lado en este país el rugby y críquet son más populares, y por el otro porque una entrada de US$25 representa mucho dinero para la mayoría de los sudafricanos.

Otras de las razones se debe a que muchas compañías no han usado las entradas corporativas que tienen.

"Hemos hecho algunas ventas a grandes organizaciones y empresas, pero quienes tenían las entradas no vinieron", explicó hace poco un portavoz de la Fifa, quien dejó claro que los asientos vacíos no afectó sus ganancias.

"No estamos hablando de entradas sin vender, estamos hablando de tickets vendidos que no fueron usados".

Un estadio vacío

Image caption La ausencia de espectadores ha perjudicado a muchas personas en las ciudades sedes del Mundial.

Hasta ahora no se han hecho uso -o no se vendieron- más de 45.000 entradas. En otras palabras, la capacidad mínima que debe tener un estadio, según las exigencias de la Fifa.

También está el problema del transporte. Pues Sudáfrica no es Alemania, con un sistema de trenes y todo tipo de transporte público. Y si la decisión es viajar en auto, hay que tomar en consideración los altos índices de accidentes de tráfico que llenan la estadística de mortalidad en este país.

Para el segundo encuentro de México, esta vez contra Francia, ni siquiera las vuvuzelas se hicieron sentir. En su lugar, los sonajeros y los cánticos de la afición llenaron el ambiente.

Los asientos vacíos fueron llenados por gigantescas pancartas con un "Viva México" tricolor.

Lo que viene

Fue un partido colorido y con mucho sabor latinoamericano, aunque posiblemente con menos ganancias de las esperadas.

No sólo para quienes administran el estadio, sino para el comercio y la hostelería en esta ciudad.

"Muchos invirtieron grandes cantidades de dinero para ampliar sus posadas o construirlas desde cero y ahora tienen habitaciones vacías", le dijo a BBC Mundo un hotelero que no quiso dar su nombre.

La mayor preocupación para quienes viven en Polokwane no es sólo si llenarán sus bolsillos en los partidos que quedan por disputar aquí.

Lo que les quita el sueño es cómo recuperarán la inversión una vez que la fiebre mundialista haya dejado Sudáfrica.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.