Sudáfrica 2010: hoy en el Mundial

Aficionado Inglés
Image caption Inglaterra no ha cumplido con las expectativas y ahora tendrá que jugar contra Alemania.

Nuevo día de definiciones en el Mundial y de mucha acción dentro y fuera de la cancha. En especial por los emparejamientos que van apareciendo en los octavos de final.

Paraguay salta al terreno de juego para confirmar su buen estado de forma ante la sorprendente Nueva Zelanda, mientras que Italia choca contra Eslovaquia con el fantasma de la eliminación en las gradas.

En la noche Holanda despide a la eliminada Camerún, al tiempo que Dinamarca y Japón juegan "su final" por un cupo en la segunda ronda.

Pero no cabe duda que un duelo entre dos potencias ya atrae la atención del mundo futbolero: Alemania vs. Inglaterra.

► Y nadie mejor para calentar el partido que el Kaiser Franz Beckenbauer. Campeón del mundo como jugador y entrenador, Beckenbauer volvió al ataque contra el seleccionado inglés al considerar que fue "un error estúpido" de Inglaterra quedar de segundo en su grupo y no poder evitar el duelo contra Alemania en octavos de final.

"Estúpidamente los ingleses tropezaron al quedar de segundos... Parecen un poco cansados... Los respetamos pero es claro que no les tenemos miedo", fueron las declaraciones de Beckenbauer al diario alemán Bild.

El intento de un abogado neocelandés de homenajear la sorprendente actuación de los All Whites en Sudáfrica fue rechazado por el parlamento del país.

El ministro del Partido Laborista, Trevor Mallard, propuso declarar como día feriado el 24 de junio anticipando la clasificación de Nueva Zelanda a los octavos de final, hazaña que podría lograr si vence a Paraguay e incluso empatando ante la selección guaraní.

Nueva Zelanda ha conseguido sus primeros puntos en la historia de los mundiales al empatar ante Eslovaquia e Italia, actuales campeones del mundo. Pero los miembros oficialistas del parlamento se opusieron y la petición fue descartada en quince segundos.

► En otra historia que relaciona el fútbol con la política, el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, anunció que modificó su itinerario en Sudáfrica para poder asistir al encuentro de octavos de final entre la selección norteamericana y Ghana.

Clinton fue testigo del agónico triunfo de EE.UU. sobre Argelia, cuando Donovan consiguió el gol de la victoria y la clasificación en el segundo minuto de descuento.

El ex mandatario reconoció que disfrutó tanto del partido y celebró tanto la victoria que tuvo que beber té caliente con limón durante una hora para poder recuperar su voz.

Siga en Twitter a nuestra enviada especial a Sudáfrica 2010

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.