Última actualización: viernes, 9 de julio de 2010 - 10:01 GMT

Mundial Sudáfrica 2010: Uruguay ya no mira al pasado

Uruguay le agradece a Suárez su sacrificio en cuartos de final.

Uruguay le agradece a Suárez su sacrificio en cuartos de final.

El desempeño de la selección uruguaya en este Mundial ha reforzado la identidad de los uruguayos y ha cambiado la mentalidad de muchos con respecto al fútbol.

La identidad uruguaya fue conformada a través de triunfos deportivos, dijo a BBC Mundo Rafael Bayce, Doctor en Sociología y también Director Técnico de fútbol.

"Uruguay es un país chico y subdesarrollado, que no tuvo participación en guerras mundiales, no tuvo guerras civiles, no ha sufrido catástrofes naturales, y la forma que ha tenido de trascender y ser conocido en el mundo ha sido por el fútbol, por los dos triunfos olímpicos de 1924 y 1928 y luego por haber sido campeón mundial en 1930 y 1950", explicó.

El orgullo nacional ligado a los triunfos deportivos se fue perdiendo, cuando en la segunda mitad del siglo XX Uruguay dejó de destacarse en el fútbol mundial.

Menos soberbios

A partir de este campeonato, en el que Uruguay llegó a semifinales y está a punto de disputar el tercer puesto, los uruguayos comienzan a verse despojados del mandato histórico que significó haber sido dos veces campeones mundiales, aseguró a BBC Mundo Leonardo Mendiondo, docente de Sociología del Deporte en la Universidad ORT.

De ahora en adelante ya no vamos a referirnos tanto a lo que pasó 50 o 60 años atrás sino a lo que pasó en este Mundial

Leonardo Mendiondo, Sociología del Deprotes en la Universidad ORT

"Ya no vamos al Mundial con la soberbia infundada de que vamos a salir campeones sino que vamos disfrutando paso a paso, cada triunfo que vamos consiguiendo", aseguró.

"Creo que lo que ocurrió en este campeonato va a sentar un jalón en la historia y de ahora en adelante ya no vamos a referirnos tanto a lo que pasó 50 o 60 años atrás sino a lo que pasó en este Mundial".

Bayce resalta el hecho de que tanto la población como los futbolistas celestes se han sacado un gran peso de encima. "Los jugadores cargaban con la pesada mochila de tener que repetir la gloria de sus ancestros y con las acusaciones de no poder lograrlo. Eso los paralizaba psíquicamente y los perjudicaba en su rendimiento y en su relación con los rivales y los jueces", aseguró el sociólogo.

Ahora se rompió ese círculo vicioso en el que los jugadores, presionados, jugaban peor, y la gente pensaba que jugaban mal porque no les importaba la camiseta.

Más alegres

La alegría por la actuación uruguaya en el Mundial ya se está percibiendo en aspectos de la vida cotidiana. Un efecto derrame, al decir de los sociólogos.

En un país de poco más de tres millones de habitantes el fútbol cumple un rol particular.

En un país de poco más de tres millones de habitantes el fútbol cumple un rol particular.

Por un lado, ha cambiado el humor de los uruguayos. "La gente se saluda más, se pelea menos, camina más rápido, tolera mejor esperar en las colas, los clientes son más respetuosos y los oficinistas o vendedores más amables", indica Bayce.

Claro que este efecto durará en la medida en que todavía estén frescos los triunfos en la memoria. "Si se alcanza el tercer puesto o se hace un buen partido contra Alemania, la alegría seguirá un poco más y después se volverá a la tónica de siempre pero con la esperanza de alcanzar otros triunfos".

Por otra parte, los sociólogos coinciden en señalar que el interés que siempre hubo en el fútbol va a aumentar en la medida que hombres y mujeres de cualquier edad van a ver en este deporte una posible fuente de alegría y orgullo.

Mendiondo también destaca el hecho de que los logros alcanzados alimentarán aún más la ilusión de niños y jóvenes de buscar un futuro en el fútbol profesional. "Por primera vez se están enfrentando a ídolos tangibles, distintos a los históricos que no conocieron" y que querrán emular.

Los mayores de 60 sienten una reconquista del orgullo nacional y una reescritura de la historia. Los más jóvenes están felices porque nunca ganaron nada como para festejar de la forma en que lo hicieron esta vez, y empezaron a sentir ese orgullo del que siempre sintieron hablar.

Sudáfrica 2010

  • De nuestros enviados

  • El color del mundial

    • VeaDur: 01:31

  • La otra cara

  • En imágenes

    • Vea más fotos

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.