Última actualización: sábado, 10 de julio de 2010 - 10:27 GMT

Mundial Sudáfrica 2010: La mujer de España

Silvia Dorschnerova

Los jugadores se sienten arropados junto a Silvia Dorschnerova.

En el equipo de España en el Mundial sucede algo único.

Cada vez que un jugador es sustituído en un partido lo recibe una portentosa mujer, que cual madre viendo a sus hijos regresar del parque, pareciera que los acogerá protectoramente en sus brazos para felicitarlos o consolarlos.

Es Silvia Dorschnerova, la delegada de la selección y la única mujer que se ve sentada en el banquillo en el Mundial de Sudáfrica.

En un mundo dominado aún por el género masculino, resalta la presencia de esta mujer, quien es la delegada de la selección del país ibérico.

Ella se encarga de informar al cuarto árbitro de los cambios a realizar, o de llevarle las alienaciones antes del encuentro.

Pero según cuentan fuentes allegadas a la selección española ella es "como la mamá de los jugadores".

Dorschnerova es muy querida dentro de la plantilla, por su carácter maternal y por su capacidad humana de conectarse con ellos.

Tras la victoria contra Paraguay en cuartos de final, y al resguardo del túnel hacia los vestuarios, esta delegada estaba de pie, vestida de traje sobrio, expectante, esperando a cada uno de los jugadores que venían del campo.

A los suplentes les daba una palmada cariñosa. A los que venían sudados y agotados, los recibía con un fabuloso "abrazo del oso" que era inmediatamente correspondido.

Un escena maternal y tierna, que revela las entrañas de las relaciones humanas dentro de uno de los principales equipos de la competición.

La tímida

Dorschnerova, sin embargo, es tímida a para el ojo público. Pocas veces ha dado entrevistas, y cuando lo ha hecho no es recordada por lo extendida de sus respuestas, sino más bien por las ganas de salir corriendo.

Silvia Dorschnerova

Ahora con Del Bosque, pero Silvia ha vivido y sufrido en el banquillo desde el Mundial de 2002.

"No habla ni con su madre", recuerda un periodista español. BBC Mundo no fue la excepción, ya que el contacto efectuado en Sudáfrica no tuvo sin éxito alguno.

La delegada de la selección español nació en Alemania, padre alemán y madre checa, y llegó la península ibérica de adolescente.

En el Mundial de España 1982 dejó la profesión de azafata para trabajar como traductora para la Federación de fútbol del país, debido a su habilidad para los idiomas.

Poco a poco fue adentrándose en el mundillo del balompié, hasta que le ofrecieron el puesto de delegada cuando se jubiló Julián del Amo, quien lo ostentó por años.

Ello ocurrió en la era del entrenador José Antonio Camacho, en 2002, aunque ya había ido a los mundiales de Estados Unidos (1994) y Francia (1998) como secretaria.

Dorschnerova ya ha sido delegada española en las tres últimas Copas del Mundo y se le señala de tener la eficiencia alemana para la organización.

Y su género, afirmó en un entrevista concedida a un periodista español en 2006, no ha sido un inconveniente.

No me siento un bicho raro entre tanto hombre

Silvia Dorschnerova

"No me siento un bicho raro entre tanto hombre. Estoy tan metida en mi tarea que no noto nada extraño a mi alrededor. Me tratan como a uno más".

Fuera del terreno, en toda la comparsa española en el Mundial, Dorschnerova no es la única mujer. La acompañada por Paloma Antoranz, encargada de las relaciones con los medios.

Aunque es la delegada la que llega a ser más captada por las cámaras involuntariamente cuando juega "La Roja", bien sea porque resalta en medio del monopolio masculino en el terreno, o por la ternura con que recibe al quien acaba de ser sustituido.

Uno supone, que por mucha rabia que haya al salir del campo, un abrazo maternal seguramente hará las cosas más llevaderas.

Sudáfrica 2010

  • De nuestros enviados

  • El color del mundial

    • VeaDur: 01:31

  • La otra cara

  • En imágenes

    • Vea más fotos

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.