El fútbol español, un campeón endeudado

A la vista España es la campeona del mundo, y un país que tiene una de las mejores ligas de fútbol y los jugadores más cotizados.

Image caption España es la campeona del fútbol mundial.

Pero tras bastidores abundan las deudas, los números rojos y el temor a la quiebra. La UEFA suspendió al Mallorca por no poder cumplir con sus compromisos, con lo cual no podrá jugar este jueves la Liga de Europa.

El club no es el único que está colgando de un hilo.

"La última temporada el fútbol español sumó una deuda de US$4.500 millones. Algunos clubes ya están en quiebra técnica, sus activos no son suficientes para pagar", señaló a BBC Mundo José María Gay, profesor de economía de la Universidad de Barcelona.

Gay culpa de la crisis en el balompié al despilfarro de los años de la bonanza inmobiliaria y a los grandes sueldos de las estrellas de fútbol, que consumen hasta 85% de los ingresos de los clubes.

"No se puede gastar más de lo que se gana. Los equipos han sobrevivido por la venta de inmuebles pero el mercado inmobiliario se ha desinflado. Real Madrid y Barcelona se mantienen a flote por los derechos de televisión", afirmó el experto.

El caso del Mallorca ha disparado las alarmas. El club arrastra una deuda declarada de US$90 millones. No es el caso más preocupante, según Gay por lo menos diez equipos están en la cuerda floja, pero sí del que existe una denuncia formal.

Denuncia

Fue el Villarreal el club que denunció ante la UEFA los problemas del Mallorca. Al ser suspendido el conjunto balear le corresponde al llamado "submarino amarillo" ocupar el puesto para la Liga de Europa.

"Los clubes, incluso los grandes, terminan la Liga de Campeones con deudas de US$400 ó US$600 millones pero era más fácil dar el ejemplo con un club pequeño", se lamentó el danés Michael Laudrup, técnico del Mallorca.

El club apeló la decisión de la UEFA mientras la familia del tenista mallorquín, Rafa Nadal, ha salido al rescate del Mallorca.

Image caption "Era más fácil dar el ejemplo con un equipo pequeño", dice el técnico del Mallorca.

"Las vacas flacas han llegado al fútbol, es un fenómeno mundial. Ninguno de los grandes clubes está invirtiendo en fichajes, excepto el Manchester City que ha sido comprado por unos jeques", explicó a BBC Mundo Emilio Contreras, jefe de redacción del diario Marca.

Hace un año el FC Barcelona contrató al sueco Zlatan Ibrahimovic y el Real Madrid se hacía del portugués Cristiano Ronaldo.

Esta temporada todos se han apretado el cinturón y el mayor fichaje ha sido el de David Villa (goleador del Mundial) por el que el FC Barcelona pagó US$50 millones.

El Málaga, también comprado por unos jeques, es uno de los pocos que mira con optimismo el futuro.

En cuanto al Real Madrid, envidiado por la holgura de su chequera, ha pasado de invertir US$350 millones la temporada pasada a sólo US$55 millones en esta. El estilo "compro todo" que inauguró su presidente, Florentino Pérez, parece que ha llegado a su tope.

La torta de los derechos de televisión

Mientras los equipos echan mano de sus canteras, sus directivos pelean un trozo de la torta de los derechos de televisión. En la actualidad el Real Madrid y el Barcelona los negocian por su cuenta.

Conjuntos como el Sevilla piden firmar un contrato único que incluya a todos los clubes de la liga y así acceder a una parte proporcional de los derechos.

"Esta situación tiene que cambiar si la llamada Liga de las Estrellas quiere evitar el desmoronamiento financiero y reducir la competencia a dos clubes como en Escocia (Celtic y Rangers). El Barsa y el Madrid tienen que hacer un sacrificio", advierte José María Gay.

En tanto, los bermellones, los hinchas de camisa roja del Mallorca, lloran la salida de su equipo.

En 1998 ganaron la Supercopa contra el Barcelona, el único título que han obtenido. Entonces soñaban con un proyecto a largo plazo pero la crisis se les ha atravesado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.